Realizan simulacro de emergencia química mayor en BASF

BASF simulacro

Foto Jaime Zambrano

BASF sitio Puebla, empresa dedicada a la producción de aditivos para los sectores aeronáutico, automotriz y plásticos, realizó, en coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), el Macro Simulacro de Emergencia Mayor.


En el marco del Día Nacional para la Preparación y Respuesta a Emergencias Químicas (DINAPREQ), que se realiza el segundo viernes del mes de julio, BASF organizó un simulacro en sus instalaciones ubicadas en la Carretera a Fábricas 5000, San Jerónimo Caleras, el que participaron empleados en coordinación con dependencias federales y estatales.


Durante el simulacro se contó con la participación de la brigada de emergencia de BASF sitio Puebla, así como de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Estatal, Cruz Roja, Bomberos, Protección Civil, del Programa de Ayuda Mutua Industrial (PAMI), el Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas del Estado (SUMA), el C5 Complejo Integral de Seguridad Pública del Estado, entre otras instituciones.


El simulacro de emergencia mayor inició en el momento en que un grupo de contratistas realizó una ampliación de las instalaciones eléctricas. En el ejercicio, se simuló un error en la operación, lo que provocó un corto circuito, generando humo en las oficinas e intoxicación de varias personas.


Las alarmas del sitio se activaron y entró en acción la brigada de emergencia. Al mismo tiempo, se simuló en una instalación contigua, personal de servicios especializados que cambiaba una tubería de material inflamable, al escuchar la alarma no colocó en estado seguro la instalación por lo que se derramó material inflamable y se desató un incendio.


En el simulacro, un grupo de brigadistas extrajo a las personas intoxicadas por el humo provocado en el primer incidente; un segundo grupo trabajó en contener la fuga de material inflamable y combatió el incendio con cuatro líneas de bomberos.


Posteriormente, se simuló un tercer incidente, cuando un contratista al intentar cambiar el cono de viento ubicado en el techo del inmueble resbala y queda inconsciente. En su auxilio acude apoyo externo de bomberos, Cruz Roja y PAMI.


Durante el desarrollo del ejercicio, en el cual participaron más de 100 personas, se evaluó el desempeño de la brigada de BASF para atender la emergencia, así como la comunicación y coordinación entre los departamentos de la empresa en Puebla, el actuar de cada una de las instituciones que atendieron la emergencia y el uso adecuado del equipo.


Al cierre del ejercicio, BASF informó que se demostró la capacidad de respuesta de la brigada de emergencia, en coordinación con dependencias federales y estatales, ante una situación emergencia real.


“Durante los más de 50 años que tiene de operar el Sitio Puebla de BASF no se ha registrado una emergencia mayor, dado que sus programas de seguridad contemplan la permanente y constante capacitación y actualización de técnicas del personal para enfrentar una situación como la simulada el día de hoy”, informó BASF.

Artículo anteriorAmbulantes siguen en el intento de regresar a las calles del Centro Histórico
Artículo siguienteEntregan en adopción a tres canes rescatados de actos de clueldad animal