Química Orgánica Básica, ciencia de alto impacto que generan investigadores de la BUAP

Química Orgánica Básica, ciencia de alto impacto que generan investigadores de la BUAP

Por la trascendencia de su trabajo y el impacto de sus publicaciones, investigadores del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP) han logrado desarrollar metodologías innovadoras para la síntesis de compuestos orgánicos, su aislamiento y caracterización, los cuales pueden ser empleados en la industria farmacéutica.

“La química orgánica tiene muchas aplicaciones. Nosotros hacemos síntesis asimétrica para obtener productos que tienen relación con la biología, debido a su posible actividad. A estos productos que sintetizamos se les realizan pruebas para determinar su actividad biológica como antiviral, anticancerígena y antimicótica, entre otras”, señaló el doctor Jorge Juárez Posadas, titular del Laboratorio de Química Orgánica Básica, del Centro de Química del ICUAP.

El trabajo experimental que realizan les permitió lograr resultados inéditos gracias al desarrollo de una metodología de síntesis asimétrica, que implica dar una connotación estructural en tres dimensiones a las moléculas, tal y como las provee la naturaleza.

“Replicamos la estructura de productos naturales, pero en el laboratorio, por lo tanto, al ser idéntica, se espera que tengan el mismo comportamiento, físico, químico y biológico, como los de origen natural”, refirió.

El cuerpo académico al que representa se enfoca en generar líneas de investigación de frontera que los hacen competitivos a nivel internacional, lo que ha facilitado la gestión de recursos para adquirir equipos de vanguardia que faciliten sus investigaciones.

Lo anterior también generó que algunos de los investigadores de este cuerpo académico formen parte del Modelo de Internacionalización de la Investigación de la BUAP, el cual busca identificar e impulsar la ciencia en diferentes áreas de investigación de alto impacto.

“Con el Modelo de Internacionalización de la Investigación se han identificado a distintos grupos, entre los participantes se encuentra el de Polímeros, Altas Energías y Microbiología. Particularmente, en este equipo de Síntesis Asimétrica participan estudiantes de posgrado y licenciatura de Ciencias Químicas, Ciencias Biológicas, Ingeniería Química, entre otros. Estamos hablando de grupos muy visibles que aportan innovación al conocimiento, relacionado con la docencia”, añadió Juárez Posadas.

Líneas de investigación

De forma particular, Juárez Posadas orienta su trabajo en la síntesis de productos naturales y análogos, lo que implica conocer la estructura química de algunos compuestos que provee la naturaleza a través de plantas, animales o cualquier otra fuente, pero en cantidades muy reducidas; la intención es estudiar su composición y sintetizarlos a fin de encontrar una aplicación.

“Una vez que conocemos la estructura química del compuesto, mediante las metodologías que desarrollamos, se construyen estas moléculas como si fueran un rompecabezas, orientamos la disimetría de su estructura, de esa manera encontramos compuestos de gran importancia, lo que permite entablar colaboraciones con otros grupos”.

En otra de las áreas que exploran se vinculan compuestos cuya estructura es utilizada como organocatalizadores quirales, un tipo de productos aplicados en síntesis orgánica, en la que se requieren pequeñas cantidades de un determinado compuesto para mejorar los procesos y obtener rendimientos estereoquímicos elevados.

Artículo anteriorTapioca: Cómo prepararla con zarzamora y crema batida
Artículo siguienteEl estigma social pesa más en pacientes con VIH que la enfermedad: investigador de la BUAP