Pide arquidiócesis Puebla acciones para evitar que tragedia en Texas se repita

La arquidiócesis de Puebla lamentó la tragedia que se presentó en San Antonio, Texas, Estados Unidos, en la que fallecieron 50 migrantes, entre ellos, 22 mexicanos, y llamó a la colaboración entre autoridades y sociedad para evitar que se repita un caso similar.


Después de que el lunes 27 de junio fueron encontrados migrantes sin vida dentro de la caja de una unidad pesada estacionada junto a las vías del tren en la zona habitacional de Southwest Side de la ciudad de San Antonio, Texas, la diócesis poblana, a través de la Dimensión de Movilidad Humana, envió sus condolencias a todas las familias de quienes murieron.


“La Dimensión de Movilidad Humana de la Arquidiócesis de Puebla lamenta profundamente esta tragedia, se solidariza y envía sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Como Arquidiócesis reafirmamos nuestro compromiso de seguir protegiendo, acompañando e integrando a nuestros
hermanos migrantes y hacemos un llamado para que las instituciones y la sociedad civil nos solidaricemos con nuestros hermanos migrantes”, destaca el documento.


La arquidiócesis expresó su preocupación por las condiciones de pobreza y los diferentes factores que obligan a diferentes personas y hasta familias a dejar el lugar en el que radican en busca de mejores condiciones de vida.


“Nos preocupa mucho que las condiciones de pobreza y falta de oportunidades obliguen a muchos hermanos nuestros a dejar su familia y su tierra para buscar mejores condiciones de vida. Nos vemos también en la necesidad de seguir ayudando y asesorando a todos los migrantes para que no caigan en manos de personas sin escrúpulos y con fines de trata de personas que se aprovechen de su necesidad”, resaltó la arquidiócesis de Puebla.


En el documento firmado por la diócesis que encabeza el arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa, se expresa la importancia de atender el fenómeno migratoria en busca de crear una sociedad más justa y con oportunidades para todos.


“Tenemos esperanza que estas tragedias no vuelvan a repetirse y con la colaboración de todos atendamos el fenómeno migratorio para que busquemos crear una sociedad más justa y con oportunidades para todos”, añade el documento.


Al menos 50 migrantes fueron encontrados muertos el lunes 27 de junio en un remolque abandonado cerca de San Antonio, Texas. De estos 50 migrantes fallecidos, 22 son de nacionalidad mexicana.

Artículo anteriorEl nido de Quetzalcóatl, instagrameable lugar en el Estado de México
Artículo siguienteSaldo blanco tras el incendio de una bodega en San Baltazar Tetela, reportó Eduardo Rivera