Mitos y supersticiones para el día de tu boda

Mitos y supersticiones

Llevar algo viejo, algo nuevo, algo prestado, y algo azul.

Llevar algo viejo simboliza la conexión de la novia con su pasado y con sus lazos anteriores al matrimonio, como la familia. Por este motivo suele ser alguna joya o reliquia familiar.

Llevar algo nuevo simboliza la esperanza de la nueva vida que comienza.

Lo prestado suele ser algún objeto que otra mujer uso en el día de su casamiento, para transmitirle la ventura de su matrimonio.

Por último, lo azul, que simboliza la pureza y la fidelidad. En la antigüedad, los novios se casaban de azul.

El ramo de la novia es una tradición que viene desde Egipto, los novios llevaban hierbas de aromas fuertes para alejar a los malos espíritus. Con el pasar del tiempo. Estos fueron remplazados por flores.

Lanzar el ramo: en el siglo XIV consideraban que la liga de la novia traía suerte. Como era demasiado descortés que los invitados la persiguieran para quitársela, los novios comenzaron a arrojarla voluntariamente. Con el tiempo la tradición derivo en arrojar el ramo a los invitados. En algunos países, el ramo es lanzado a las mujeres solteras para averiguar quién será la próxima en casarse.

Anillos: antiguamente, el marido intentaba asegurar la longevidad de su flamante esposa atando a sus tobillos y muñecas ciertas hierbas, cueros u otros materiales. Los anillos son considerados una evolución de estas ataduras.

El anillo en el dedo anular: el anillo es colocado en este dedo pues en la antigüedad, se creía que la vena que pasa por este dedo iba directamente al corazón.

Lanzar el arroz: esta costumbre proviene del orienta. El arroz es considerado símbolo de fertilidad, por eso se arroja para que los novios tengan descendencia

Cruzar la puerta en brazos: en la antigua roma, se veía como un mal presagio que la novia tropezara al entrar al hogar, por lo que el novio la coge en sus brazos para entrar y no correr ese riesgo.