Llega la tasa de interés interbancaria a 7.75%. Presiones inflacionarias altas

la tasa de interés interbancaria

La Junta de Gobierno del Banco de México decidió incrementar en 75 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7.75%, con efectos a partir del 24 de junio de 2022.


La decisión fue necesaria y única. En efecto, según Jonathan Heath, funcionario del Banco de México, desde 2008 se han realizado 127 decisiones de política económica. En este lapso la tasa de referencia se ha aumentado en 27 ocasiones: 16 veces en 25 puntos base, 10 veces en 50 y ahora, por primera vez, en 75 puntos base.


Son múltiples las razones de esta decisión. Para empezar el alto nivel de inflación por el que atravesamos. En la primera quincena de junio de 2022, el índice nacional de precios al consumidor (INPC) creció 0.49% respecto a la quincena anterior.


Con este resultado, la inflación general anual se ubicó en 7.88%. En la misma quincena de 2021, la inflación quincenal fue de 0.34% y la anual llegó a 6.02%. Según estos datos, la inflación anual actual es 30% superior a la del año pasado.


El índice de precios subyacente incrementó 0.50% a tasa quincenal y anual 7.47%. En el mismo periodo, el índice de precios no subyacente subió 0.49% quincenal y 9.13% a tasa anual.

Por otro lado, la economía mundial se ha desacelerado en el segundo trimestre del año y siguen vigentes las presiones inflacionarias internacionales. Además, la Reserva Federal de Estados Unidos aumentó el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 75 puntos base, como un número considerable de otros bancos han aumentado sus tasas de referencia.

Según el Banco de México, el tipo de cambio mantuvo un comportamiento ordenado, mientras las tasas de interés de corto y largo plazos aumentaron. Se prevé que en el segundo trimestre de 2022 se mantenga una recuperación gradual de la actividad económica. No obstante, se mantiene un entorno incierto, con condiciones de holgura que se estima sigan disminuyendo gradualmente.

En cuanto a la inflación, las expectativas para 2022 y 2023 volvieron a incrementarse significativamente. En cuanto a las de mediano y largo plazos, para la inflación general aumentaron ligeramente y para la subyacente se mantuvieron estables, aunque en niveles superiores a la meta.

Mi correo ricardocaballerodelarosa@gmail.com

Artículo anteriorRevés al aborto en EU puede afectar a México
Artículo siguienteVernos en el futuro