Impactará inflación en negociación de aumento salarial en VW: investigador

Foto Jaime Zambrano

La inflación de más de siete por ciento que se está presentando en el estado de Puebla será un factor decisivo en las negociaciones que se realizan en la planta armadora de autos Volkswagen de México.


Marcos Felipe Gutiérrez Barrón, investigador en Economía de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), explicó que será complicado que la parte patronal de la planta armadora en Puebla brinde un incremento de 15.7 por ciento como lo solicitó el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw).


De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el avance de la inflación en mayo de 2022 fue ligeramente menor a la del mes anterior y la ciudad de Puebla alcanzó una tasa anual 7.28 por ciento. A nivel nacional, la inflación se colocó en 7.7 por ciento.

“El escenario, como ya lo mencionamos, económico es complicado, difícilmente las empresas van a dar una respuesta positiva a incrementos que estén muy por encima de la inflación. Entonces, van a tratar de dar incrementos, tal vez, ligeramente superiores a la inflación, pero no muy por encima de la inflación. Un incremento como el que se está solicitando, yo veo que tiene perspectivas de que pueda ser aceptado difícilmente”, explicó.

La empresa automotriz Volkswagen de México y su sindicato de trabajadores iniciaron en este mes de junio, de manera formal, la negociación de aumento salarial y revisión contractual correspondiente a 2022.

El gremio de trabajadores de la armadora de vehículos con sede en Puebla resaltó que solicita un aumento de 15.7 por ciento directo al salario a negociar, más prestaciones con la revisión de algunas cláusulas del contrato colectivo de trabajo.

Ante el panorama de la empresa Volkswagen, una de las que genera más empleo e impulsa diferentes cadenas productivas y de autopartes, el investigador de la universidad privada señaló que la situación económica actual, los aumentos de precios de las autopartes y los problemas en las cadenas de suministros afectan directamente a las empresas y no podrán otorgar incrementos mayores al índice inflacionario.

“Tenemos que señalarlo, esta situación no solo afecta a las familias, está afectando directamente a las empresas en sus costos. Si están aumentando sus costos, recordemos que los salarios son un costo laboral y tienen que hacer frente a estos costos laborales, pero no costos laborales excesivamente altos. Tiene que haber una negociación en la cual, ambas partes estén de acuerdo, según las circunstancias que se están viviendo”, explicó.

El emplazamiento a huelga vence el próximo 18 de agosto a las 11:00 horas, ante lo cual, la negociación tiene que concluir por lo menos diez días antes de esa fecha para dar tiempo a que se efectúe la consulta a los trabajadores y, posteriormente, la autoridad laboral determinará la validez del acuerdo entre el sindicato y la parte patronal.