En el Hospital Universitario de la BUAP se aplican protocolos para detectar la hepatitis aguda o infantil

Foto: Patricia Moreno

En el Hospital Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) se aplican protocolos para detectar la hepatitis aguda o infantil, informó el doctor Maximino  Nava Betanzos, jefe de epidemiología del nosocomio.

 
Destacó que este tipo de hepatitis de origen de desconocido,esta generando aleta epidemiológica para detectar posibles casos de este padecimiento.

”La Secretaría de Salud maneja como una alerta epidemiológica el tema de la  hepatitis infantil, por ello iniciamos con  protocolos para detectar  los casos de hepatitis de origen desconocido” aseveró.

 Refirió que este virus es desconocido, al señalar que no presenta ninguna patología de  los diversos tipos de hepatitis identificados hasta la fecha, de los cuales se cuenta con  el antecedente y sus orígenes.

Informó que  la hepatitis  “A”  se transmite por agua y alimentos contaminados. La  hepatitis tipo “B” se contagia por relaciones sexuales, en tanto que la C, D  y F no tienen relación tampoco con este nuevo virus.

Expuso que en caso de que llegue un pacientes con síntomas de hepatitis, de inmediato se hacen las pruebas correspondientes, de no tener relación con los virus identificados, significa que puede ser hepatitis aguda y debe enviarse al Instituto de Diagnóstico  y Referencia Epidemiológica (INDRE) para su análisis.

”Si encontramos un caso de hepatitis, hacemos pruebas y determinados para saber si es de tipo “A”, de tipo “B” o de las otras variantes,  si vemos que no es conocida y sale del cuadro de la vigilancia para esta enfermedad o se tienen dudas se envía para su análisis al INDRE”.

Señaló que esta enfermedad de la hepatitis desconocida se caracteriza por presentar cuadros de  fiebre,  dolor de cuerpo,  diarrea, dolor abdominal y la ictericia, que es  cuando  la piel y lo blanco del ojo del paciente se torna color  amarillo,  que significa que esta dañando al hígado.

 
En el caso de la hepatitis aguda se tiene información que presenta una inflamación  del hígado causada por diversos hepatotrópicos que tienen diversas formas de transmisión y los síntomas similares.

”En el hospital preguntamos al paciente presenta, si presenta evacuaciones blanquecinas o si la orina es oscura, si la respuesta es positiva, entonces entramos en un esquema para identificar si es un  agente conocido infeccioso, que  tiene antecedentes de algún medicamento, antecedentes del origen de algún alimento contaminado.
Si no encontramos estos orígenes se le identifica con una hepatitis de origen desconocido es decir este nuevo virus” aseveró.

Reiteró que no se tiene mayor información de este virus y por ello se ignora el porque afecta actualmente a los niños y cual es el origen de su agente infeccioso, por lo tanto no se tiene aun una vacuna.

 “sabemos muy poco de este virus, y por ello no sabemos porque ataca a los niños, es precisamente lo desconocido, no sabemos  sus orígenes y sus alcances” asevero.

Al ser cuestionado sobre la versión que  la vacuna para el Covid-19 puede ayudar  a combatir esta enfermedad, el especialista señaló este biológico no funcionara, al recordar que el Sars-Cov-2 es un virus diferente a la hepatitis.

Refirió que esta idea surgió de una corriente de investigadores a nivel global  que realizan sus hipótesis de trabajo y teorizar sobre padecimientos.

Explicó que se  han planteado la posibilidad que los niños puedan ser reservorios del virus  del Covid-19 y  ello registraría  una reacción directa de sus superantígenos  con las células hepáticas. No obstante dijo que no se ha demostrado.

 De igual manera no se ha demostrado que la vacuna contra el Sars-Cov-2 sea causante de este tipo de hepatitis.

 Lo importante dijo, es reforzar todas las medidas sanitarias que se establecieron con el Covid- 19