El 1 y 2 de noviembre se abren la capilla de las reliquias y la cripta de los Obispos en Catedral

El 1 y 2 de noviembre se abren la capilla de las reliquias y la cripta de los Obispos en Catedral

Como ya es tradición en Puebla este uno de noviembre es abierta al público en la Catedral de Puebla la Capilla de las Reliquias y las reliquias de los primeros mártires de la Iglesia que se encuentran en los altares de San José y San Miguel Arcángel. El Arzobispo de Puebla Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, refirió que este uno de noviembre se recuerda a todos los santos por lo que en este lugar pueden acudir a orar y recordar las obras realizadas por los santos.

Dijo que en la Capilla de las Reliquias se encuentran las reliquias de primer grado del beato Juan de Palafox, del beato Sebastián de Aparicio, de San Basilio, San Cornelio, San Irineo, Santa Catalina de Siena. En tanto que en el altar de San José esta la escultura en cera de San Satrapio, mártir romano de los primeros tiempos del cristianismo, que contiene algunos huesos.

Abajo del altar de San Miguel Arcángel, esto la escultura de Herculano mártir y un ánfora que contiene restos de su sangre, además de la lápida correspondiente, hallada en las catacumbas romanas. Estas se pueden visitar este uno de noviembre de las 10:00 a la 12:00 del día y de una a seis de la tarde.

En lo que respecta al día 2 de noviembre se abrirá la Cripta de los Obispo, que se encuentra debajo del Altar Mayor de la Catedral, en donde descansan los restos de 134 de los 35 Obispos y 6 Arzobispo de Puebla. Entre los que destacan el primer Obispo de Puebla, fray Julián Garcés, Salvador Bienpica y Sotomayor, el Arzobispo Pedro Vera y Zulia, los hermanos José Ignacio y Octaviano Márquez y Toriz, Monseñor Rosendo Huesca y Pacheco, entre otros.

Al interior de la catedral están sepultados otros Obispos, tal es el caso del primer Arzobispo de Puebla, Monseñor Ramón Ibarra y González que se encuentra en la capilla de la Virgen de Guadalupe y del Obispo Francisco Pablo Vázquez Vizcaíno, quien descansa a los pies del altar de San José con la leyenda “Fieles, Rogad por mí pecador”.

El líder de la grey católica manifestó que los fieles pueden ganar la indulgencia plenaria siempre y cuando cumplan con las condiciones propias como es rezar tres Padres Nuestros y Aves María, hacer la profesión de fe rezando el Credo y ofrecer la oración por las intenciones del Santo Padre, esto se aplica para los familiares difuntos; y se puede realizar del uno al ocho de noviembre. También la catedral se puede visitar el altar dedicado al beato Juan de Palafox y Mendoza que se ubica en el altar de los reyes.

Artículo anteriorAntorcha cumple 45 años y pronto será partido estatal
Artículo siguienteOfrece Barbosa transparencia en licitaciones