Día Internacional de la Educación No Sexista, definiciones y desafíos

Día Internacional de la Educación No Sexista

Día Internacional de la Educación No Sexista se celebra el 21 de junio, hoy Revista Única te trae sus principales definiciones y desafíos.

Cada 21 de junio se celebra el Día Internacional de la Educación No Sexista, con la finalidad de promover una educación participativa e igualitaria en materia de género y diversidad sexual, promoviendo la igualdad de acceso a oportunidades.

Con ello se contribuye a construir espacios inclusivos para forjar una sociedad más justa y libre de violencia.

La celebración de esta fecha pretende incluir cada vez más a mujeres y niñas mediante la formación educativa en diversos ámbitos, tales como la tecnología, la economía, la ciencia, el deporte y la ingeniería, entre otras disciplinas.

Origen de este día internacional

La creación del Día Internacional de la Educación no Sexista surgió en Paraguay en el año 1981, por iniciativa de la Red de Educación Popular Entre Mujeres de Latinoamérica y El Caribe (REPEM).

Su intención fue promover el derecho de las mujeres de sectores populares en América Latina y El Caribe a una educación inclusiva, democrática y respetuosa de la diversidad de género, etaria, social y cultural.

Lo fundamental de la educación no sexista

  • La educación no sexista busca combatir prejuicios arraigados en nuestra cultura. Además, contribuye a lograr la igualdad de género en la sociedad.
  • Para poder implementar una educación no sexista en un centro educativo se necesita del apoyo de las autoridades y de los padres de familia.
  • La educación no sexista se enfrenta a diferentes desafíos, algunos son producto de la formación de los profesores.
Día Internacional de la Educación No Sexista

Lo que debes saber sobre la educación no sexista

La educación no sexista ha ido cobrando mayor relevancia con el paso de los años. Esta metodología trae consigo una serie de cambios en la forma de enseñar tradicional.

En los siguientes apartados hablaremos sobre los principales desafíos que tiene la educación no sexista.

¿Qué es la educación no sexista?

La educación no sexista es una forma de enseñanza que responde a una problemática establecida en la sociedad. Los efectos del sexismo en la instrucción son cada vez más evidentes.

Estudios han demostrado que existe un trato distinto para hombres y mujeres en su enseñanza. Es por ello que existen diferencias en cuanto a resultados académicos y deserción temprana.

Por ello este nuevo método de enseñanza se basa en reformar los comportamientos en el ambiente educativo. Adicionalmente, busca mejoras en los currículums escolares para eliminar prejuicios sexistas.

¿Cómo lograr una educación no sexista?

Como ya hemos comentado, el acceso a la educación para hombres y mujeres no garantiza que no haya sexismo en los colegios.

Diferentes estudios han demostrado que la ideología sexista se sigue reproduciendo a través de códigos implícitos dentro de las escuelas. Entonces, ¿cómo podemos lograr una educación no sexista?

En primer lugar, se debe trabajar en erradicar los prejuicios sexistas de la mente de los profesores. Esto es crucial, ya que estos docentes son quienes se encargan de consolidar la formación de los niños.

Su forma de actuar en el aula de clases tiene un impacto visible en los estudiantes. Un ejemplo de ello son las opciones de carrera que los jóvenes escogen producto de estereotipos de género

¿Cuáles son los posibles problemas de no tener una educación no sexista?

Actualmente, se puede observar que el sexismo tiene consecuencias en diferentes ambientes de nuestra sociedad. Impacta tanto en la vida diaria como en la profesional, especialmente de las mujeres. De no implementarla, estas tendencias seguirán repitiendo.

Podemos observar los efectos de una educación con tendencias sexistas actualmente. Esto se evidencia en la falta de autores mujeres en la bibliografía de cursos.

Además, existe un desconocimiento sobre temáticas de género. Todo lo anterior contribuye a comentarios y conductas machistas.

Día Internacional de la Educación No Sexista

¿Cuáles son los desafíos para la educación no sexista?

Para comenzar, hay que considerar que el sexismo es una práctica arraigada en muchas comunidades.

Además, como en cualquier proceso de cambio existirán factores internos y externos que dificulten la transformación.

Estudios han demostrado que existen dos barreras principales a la educación no sexista en las escuelas.  Estos dos retos son los siguientes:

Desarrollo curricular: Se refiere al cambio del currículum explícito. Son cambios más tangibles para el público en general. Incluye, por ejemplo, las modificaciones en libros y material de apoyo educativo para los profesores.

Convivencia escolar: Este desafío también se conoce como currículum implícito. Se refiere a los aspectos del día a día en la escuela. Puede ser un desafío más retador debido a que necesita constante monitoreo de la interacción entre los docentes y estudiantes.

Educación no sexista e igualdad de género ¿Cuál es su relación?

Está demostrado que la escuela cumple un rol central en la construcción de la identidad de género de los estudiantes y usualmente lo hace de forma desigual.

Estudios revelaron que la desigualdad de género prevalece mediante pequeños gestos cotidianos. Estos actos son interiorizados comúnmente en el proceso educacional.

 El sexismo: una problemática mundial

El sexismo es considerado o definido como la valoración de un grupo humano sobre otro, debido a su condición sexual o de género.

Esta visión se refleja en diversos aspectos de la vida cotidiana, tales como el hogar, los medios, la justicia, el trabajo, la política, el deporte, redes sociales y en las escuelas.

La práctica sexista perjudica en mayor grado a las niñas y a las mujeres. Asimismo, influye en aquellos niños y hombres que no cumplen con su rol en la sociedad, basado en estereotipos.

Es por ello que el sexismo genera una enorme brecha entre las personas, haciéndolas vulnerables, marginadas y desvalorizadas.

Es de vital importancia erradicar el sexismo en la educación, o bien promover una educación no sexista, con la finalidad de impulsar una educación equitativa y sin discriminaciones por razones de género.

Con ello se asegura la igualdad de acceso a la educación, reconociendo los derechos humanos de las personas sin importar su género, etnia, cultura y ubicación geográfica.

También podría interesarte:

El sexismo en el lenguaje común

Insuficiente el avance en materia de equidad de género en México: ONU Mujeres

Día internacional por la educación no sexista