Acuerdan Aspabuap y Contu solicitud de aumento de presupuesto para universidades en 2023

Foto Jaime Zambrano

La Asociación Sindical de Personal Académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Aspabuap) en conjunto con los gremios que forman parte de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu), acordaron sumar esfuerzos en demanda de un mayor presupuesto para las instituciones de educación superior para el año 2023.


El secretario general de la Aspabuap, Carlos Armando Ríos Acevedo, destacó que los gremios universitarios están desarrollando estrategias conjuntas para solicitar a los gobiernos federales y estatales un incremento de los subsidios que se otorgan a las instituciones de educación pública superior y, al mismo tiempo, se trabaja para que se mejoren las condiciones laborales de sus trabajadores.


“El Congreso Nacional Sindicatos Universitarios y Reforma Laboral significó una oportunidad para establecer propuestas que serán enviadas a las autoridades federales y legislativas para que consideren eliminar el tope salarial y negociar para que se reincorpore en el presupuesto de 2023 los recursos para atender problemas estructurales como las jubilación y pensiones, partida que desde hace cuatro años fue retirado del presupuesto de egresos”, explicó.


Resaltó que la Contu, integrada por gremios que agrupan a más de 250 mil trabajadores universitarios en todo el país, impulsa estrategias para que se rompa con el tope salarial que establece la federación y que limita que se logren mejores incrementos.


“La Aspabuap se sumó a la propuesta de la Contu de exigir a los gobiernos federal y estatal recursos suficientes para que las universidades públicas tengan la posibilidad de otorgar salarios y prestaciones justas a los trabajadores universitarios en el 2023”, explicó.


Tras el Congreso Nacional Sindicatos Universitarios y Reforma Laboral que organizó el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Nuevo León (STUANL) y la Contu, el representante de los trabajadores académicos de la BUAP reconoció que las condiciones económicas que se viven en el país son complicadas, sin embargo, las autoridades federales deben ser sensibles a las demandas de las universidades públicas y del personal que labora en ellas.


“Las universidades públicas enfrentaron la pandemia con la cara en alto, motivo por el cual las autoridades educativas y legislativas deben considerar la asignación de partidas presupuestales que lleguen al menos al uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)”, explicó.

Ríos Acevedo coincidió con la postura de la Contu porque se impulsa la filosofía relacionada con la defensa de la universidad pública y el respeto a la defensa laboral de los trabajadores.