El nuevo gama alta de la marca cuenta con una impresionante cámara trasera de 108 MP y un procesador Snapdragon 730G.

Según la teoría enunciada por Alvin Toffler en La tercera ola, el avance de la humanidad está marcado por distintas eras que se suceden y que siguen un mismo esquema: aparición de un elemento que marca cada periodo, crecimiento rápido y exponencial, llegada a la cresta de la ola y caída precedida a otra nueva ola. Pero estos últimos años parecen apuntar a que, en lo referente a la tecnología, el crecimiento sigue y ese punto de inflexión no se divisa por el momento.

“Renovarse o morir” lo llaman algunos. Innovar, buscar el cambio y la mejora constante. Productos como los smartphone han presentado una evolución sorprendente y cada año los usuarios encontraban cambios tanto en los modelos como en los mercados, en los que iban apareciendo nuevas opciones. Uno de los ejemplos más claros es el de Xiaomi, que conquistó el mercado chino antes de expandirse al resto del mundo con una gama media en la que destacaba la potencia de los dispositivos y la relación calidad-precio. El 6 de noviembre, y como otra muestra de su establecimiento en el mercado español, Xiaomi dio un paso más y profundizó en su gama alta con el Xiaomi Mi Note 10.

Una cámara nunca vista.

Cuando uno ve por primera vez el Mi Note 10, más allá de que el acabado en negro, verde o blanco resulta estéticamente atractivo y elegante, lo que llama la atención es que el móvil cuenta con cinco cámaras traseras (a esto nos referíamos con lo de “penta-cámara”) y una frontal.

Empecemos hablando de la cámara trasera principal, el buque insignia del apartado fotográfico del Mi Note 10. Las cámaras de los smartphone han abierto un mundo de posibilidades más allá de redes sociales como Instagram y Xiaomi ha querido destacar con una cámara ultra alta definición con una resolución de 108 MP (nada desdeñables), un sensor de imagen 1/1.33″ que facilita enormemente la fotografía en condiciones de poca luz y un potente estabilizador de imagen óptica (OIS).

Para complementarla, el Mi Note 10 también cuenta con un teleobjetivo de 12 MP 2x y una distancia focal de 50mm para fotografías con el fondo desenfocado, otro teleobjetivo de 5 MP 5x con zoom híbrido y estabilizador, un mega gran angular de 20 MP ideal para fotografías de paisajes y un macro-objetivo con una distancia focal de entre 2 y 10 centímetros para captar todos los detalles desde cerca. A este amplio repertorio y la versatilidad que ofrece para cualquier ocasión se le suman el modo nocturno, la cámara rápida, la cámara lenta y unos vídeos fluidos y en 4K entre otros. Por su parte, la cámara frontal está pensada para sacar el máximo provecho al mundo selfie con sus 32 MP de resolución, el embellecimiento y numerosas funciones basadas en el uso de una IA.

Nuevo sistema más accesible.

Además de las cámaras, la otra gran novedad que ofrece el Xiaomi Mi Note 10 es el sistema MIUI 11, que introduce un diseño nuevo que coloca el contenido en el centro de todos los focos, optimizando la eficiencia de trabajo, eliminando elementos innecesarios de la interfaz y haciendo la experiencia del usuario mejor y más sencilla. Al MIUI 11 se le saca el máximo provecho gracias a la pantalla ultra HD+ y a un sistema de sonido galardonado con el premio Red Dot. Todo esto con un procesador de última generación Snapdragon 730G, 6GB de RAM y una memoria interna de 128 GB que garantizan un funcionamiento a plena potencia y sin interrupciones. Rematamos la faena con una batería de 5260 mAh de larga duración, con capacidad de permanecer cargado durante dos días y carga rápida de 30W.

Este interior potente y distinto a lo que se suele ver en el mercado se introduce en un diseño que combina estilo y funcionalidad. Mi Note 10 ofrece una pantalla AMOLED curva 3D de 6,47” con biseles extrafinos (un formato más ergonómico en la mano), sensor de huella digital en pantalla y un cristal 3D en la parte posterior que llama la atención con sus intensos matices de color y resulta agradable y cómodo al sostenerlo.

Con una calidad por encima de lo que muchos habrían pensado que Xiaomi llegaría a ofrecer hace unos años, acabados cuidados y un empeño en innovar que se nota en el todoterreno fotográfico que suponen su penta-cámara y la potencia de su procesador e intuitivo sistema MIUI 11, Xiaomi Mi Note 10 se ha ganado, por derecho propio, un hueco en el mundo de los smartphone de gama alta.

Muy Interesante