El «tratamiento» consiste en inyecciones en el rostro con sangre centrifugada que ayuda a la producción de colágeno y a desaparecer las arrugas. Sin embargo, además de no estar comprobado que funcione, cuenta con riesgos importantes para la salud. 

Las personas que reciben un «facial vampiro» son inyectadas con su propia sangre que es pasada por una centrifugadora especializada, encargada de separa las plaquetas, células rojas y plasma, resultando en un líquido llamado «plasma rico en plaquetas».

Pero el facial causó polémica recientemente, porque dos personas que se sometieron al «tratamiento» en un spa, terminaron infectadas con VIH porque fueron inyectadas con agujas reutilizadas, según informó el Departamento de Salud.

Esto sucedió en el VIP Spa de la ciudad de Albuquerque, Estados Unidos.

El Departamento de Salud de Nuevo Mexico exhorta a los clientes del VIP Spa a someterse a análisis de VIH, luego de que varios clientes se sometieron a un facial en el que se usan micro agujas para inyectar a los clientes plasma extraído de su propia sangre.

Los dos clientes contagiados con VIH pagaron por un «facial vampiro» el año pasado en el lugar y tienen la misma cepa del virus.

El VIP Spa cerró en septiembre del año pasado después de que varias agencias del gobierno estatal descubrieron malos manejos de las agujas después de su uso.

Además, el dueño del establecimiento no tenía las licencias requeridas. Y el edificio donde se ubicaba el VIP Spa ahora está vacío.

El Departamento de Salud de Nuevo Mexico empezó a ofrecer análisis gratuitos de VIH, hepatitis B y C poco después del cierre del establecimiento, así como acompañamiento psicológico.

Más de cien personas se han sometido a las pruebas, según la agencia sanitaria.

El «facial vampiro» se hizo popular luego de que Kim Kardashian West publicó una foto en su cuenta de Instagram, luego de someterse a ese «tratamiento» en 2013, en otro spa. Desde entonces, se ha pronunciado en contra de este tipo de facial.

“Fue muy duro y doloroso para mí. Fue honestamente el más doloroso, Es el único tratamiento que nunca volvería a hacerme”, puso Kim Kardashian en su sitio web.

Así es que si quieres verte más joven, es recomendable que busques otro tratamiento de belleza o, en caso de que quieras un «facial vampiro», vayas a un establecimiento que tenga la autorización de realizar estos procedimientos.