El acné se presenta por el bloqueo de los folículos pilosos

El problema que siempre se presenta en la adolescencia es el acné y es más que un granito ocasional. Hay muchas personas que los padecen no solo en cara sino en el cuello, la espalda y los hombros. Hay varios tipos de granos como son: Los granos blanco que están llenos de pus. Las espinillas que también se les conoce como comedones. Las pápulas que son unas elevaciones eruptivas y los bultos serosos más grandes llamado acné quístico los cuales pueden dejar cicatrices profundas y permanentes.

Sabías que el acné inicia por lo regular durante la pubertad y en general, afecta alrededor del 80% de los adolescentes de entre 12 y 18 años siendo más frecuente en los varones. No se considera como hereditario, pero si los padres lo padecen los hijos son propensos a sufrirlos. Entre las causas del acné se encuentra el bloqueo de los folículos pilosos debido a un estado anormal de las células ya que se vuelven pegajosas y se amontonan, lo que bloquea los folículos impidiendo que salga el sebo. Cuando este sebo se solidifica. Se forma un punto negro o blanco dentro del folículo piloso. También existe una serie de factores que suelen empeorar el acné y que hay que conocer:

Un exceso de sudor o un clima húmedo lo que propicia que la piel genere más grasa que tape los poros causando que el acné se empeore. Los cambios hormonales como la menstruación, el embarazo y hasta tomar la píldora anticonceptiva que puede afectar el acné de forma negativa. A esto se le une que también algunos medicamentos como los corticosteroides y algunos fármacos antiepilépticos pueden empeorar el acné. Aunque el acné está asociado con las hormonas sexuales, los estudios han indicado que la actividad sexual o la ausencia de ésta no la afecta.

Se recomienda no exprimir los granos del acné ya que se pueden dejar marcas, hoyos y hasta cicatrices en el rostro inclusive esta acción puede ser peligrosa. Los estudios resientes indican que existen granos que a simple vista parecen normales pero que en realidad son cancerosos que si se exprimen, pueden ser mortales.

Pensarás como conocerlos, de manera general se ven como pequeñas lesiones rojas o negruzcas con o son escama en la superficie, es frecuente que sangren cuando se tocan, casi nunca duelen o pican por eso se confunden con una espinilla o un barro.

Mascarilla para combatir el acné

INGREDIENTES:

Una zanahoria mediana
Una clara de huevo

PREPARACIÓN:

Debes lavar y picar en pedazos la zanahoria y colocarla en una procesadora. Agrega la clara de huevo y procesa hasta lograr un puré. Aplica la mascarilla sobre tu rostro limpio y deja actuar durante 30 minutos pasado este tiempo retírala con agua, verás que buenos resultados.