El clóset es un lugar sagrado, ya que en él atesoramos la ropa, zapatos y bolsas que más nos gustan portar.

Pero, de vez en cuando es bueno mirar nuestros tesoros y deshacernos de aquellos que ya no nos funcionan.

Por esta razón, aquí te damos algunos consejos para limpiar tu clóset y decirle adiós a lo que ya no usas.

Limpieza profunda.

Aparta la ropa que de plano ya no te quede y dónala. ¡Harás una buena acción por alguien que realmente la necesita!

Arregla.

Manda a arreglar de una buena vez toda esa ropa que necesita compostura.

Zapatos bye.

Los zapatos no son eternos, y aunque te encantaban esos tacones rojos, renuévalos si sus mejores días quedaron atrás.

Usa contenedores.

Coloca los objetos en contenedores, ¡te quedará más espacio para nuevas prendas o accesorios!

¿Estás lista para limpiar tu clóset?

MSN