Para ese día tan especial que desearás recordar en fotografías, querrás lucir súper guapa, así que te presentamos algunas recomendaciones para resaltar tu belleza.

Algo que ayuda es que el maquillaje o las cremas hidratantes cuenten con factor de protección solar; sin embargo para las fotografías no es del todo recomendable.

Debes tener presente que existen dos tipos de protectores solares: uno contiene filtro físico y el otro químico; éste último lo puedes usar sin problemas para las fotografías con flash ya que no contiene dióxido de titanio y óxido de zinc; los cuales son ingredientes que reflejan la luz y protegen la piel del sol, pero para las fotografías con flash la tez saldrá blanca.

Los productos de maquillaje mineral han tenido un gran boom, esto gracias a que no contienen aceites, perfumes, colorantes e ingredientes comedogénicos (que favorecen la aparición de granitos y puntos negros), por lo que no obstruyen los poros, permitiendo que la piel respire, sólo que para la foto no es del todo recomendable ya que contiene pigmentos que reflejan la luz y en fotografía podría salir tu piel con brillo y con aspecto grasoso.

Todos los maquillajes ya sean en crema o polvo, contienen un subtono diferente; en caso de que escojas un rosado, podría darte un color irreal; lo recomendable es usar un subtono amarillo o dorado.

Los correctores tienen partículas que reflejan la luz, gracias a esto no sólo corrige sino también ilumina; ayudando a tener una mirada totalmente despierta; aunque para las fotografías lo mejor es que no contenga estos ingredientes ya que con el reflejo del flash parecerá que tienes un antifaz blanco debajo de los ojos; elige un corrector que vaya con tu tono de piel y el maquillaje, jamás uses uno más claro.

Evita los purpurina, glitter y shimmer; en vivo se ven muy lindos pero en fotografía no obtendrás un buen resultado, ya que aparecen pequeños puntitos blancos.

La ceja enmarca la mirada y cambia la expresión, por ello es importante depilarla correctamente para darle la forma que más te favorezca, maquíllala un poco y añádele gel para que quede en su sitio.

La fotografía provoca que se pierda la intensidad de los tonos; una excelente solución es contornear suave el rostro marcando bien los volúmenes; es indispensable que los polvos que elijas no sean demasiado anaranjados o brillantes; opta por los mate y los más cercanos al grisáceo, así tendrás un look super fresco.

Recuerda que lo más importante para toda fotografía es sonreír, así que usa todo kit bucal: pasta, cepillo, enjuague e hilo dental.