Así es, el día lunes 20 de mayo entraron en vigor las nuevas definiciones del kilogramo, el amperio, el mol y el kelvin, todo esto coincide con el día mundial de la metrología. ¿Cuánto pesara un kilogramo? ¿Cómo te afectara esto?

Desde el 20 de mayo el kilo, tal y como lo hemos conocido durante 130 años, dejo de existir para siempre.

La explicación sencilla:

El modelo de referencia hasta el 20 de mayo era un pesa física. Conocida como «Gran K», un artefacto creado de una aleación de platino e iridio en 1889. Aunque fue creado como el «kilo perfecto», los científicos notaron que su masa fluctuaba 50 microgramos, lo que afecta a los avances tecnológicos más recientes.

Para medir el nuevo peso del kilogramo se utilizará una balanza de Kibble (anteriormente balanza de Watt) que toma como punto de medición la fuerza electromagnética con precisión del 0,000001%.

¿Cómo te afectará el cambio?

¿Significa eso que si pides un kilo de manzanas te darán más o menos? En realidad estos cambios no tendrán ningún cambio en la vida diaria de la gente.

Esto va dirigido principalmente a pruebas de laboratorio, donde se necesitan medidas más precisas. Por ejemplo, un nanosegundo no parece mucho, pero para el GPS puede suponer un error de 30 centímetros. Solo hay que imaginar qué consecuencias tendría este fallo para el coche autónomo. Un erro de cálculo puede afectar a las nuevas tecnologías.

Fuente: PlanetaCurioso.