Restos de huesos de mamut, de un camello y de un perro lobo gigante, así como lanzas y otros artículos que al parecer fueron ocupados por los pobladores de hace más de 10 mil años, fueron descubiertos a un costado del cerro Chiquihuitepec, cerca del río Alseseca, en el actual poblado de San Francisco Totimehuacán, en el municipio de Puebla, capital del estado.

Decenas de restos de fósiles y otros elementos que podrían corresponder a la época del Pleistoceno, división de la escala temporal geológica que pertenece al período Cuaternario de la era Cenozoica, fueron descubiertas por los pobladores del barrio de Chetla, área ubicada a unos 45 minutos del Centro Histórico de Puebla.

Héctor Aguilar Rosas, poblador de la zona y miembro de la asociación civil Tepalcayotl, explicó que desde hace un año y medio comenzaron a describir los fósiles que son trasladados a la presidencia auxiliar de San Francisco Totimehuacán, donde son resguardados.

Comentó que, al descubrir los fósiles, se dio parte al investigador Alejandro Rivera, quien encabeza estudios de la Asociación del Pleistoceno, para que analizará los hallazgos y comenzaran acciones para rescatarlos.

Explicó que los investigadores, en conjunto con pobladores de la zona, se dieron a la tarea de retirar los fósiles y comenzaron a trasladarlos a la presidencia auxiliar de San Francisco Totimehuacán para resguardarlos y evitar algun robo.

“Se siguen encontrando diferentes piezas. Algunos vecinos las tienen en sus casas. La verdad, no tenemos un registro total de los hallazgos. En la presidencia auxiliar tenemos muchas piezas, tenemos colmillos de mamut, colmillos, costillas, vertebras y mucha pedacería. Necesitamos consolidarnos y que vengan los expertos. Sabemos que son restos de mamut colombino que pudo vivir hace 14 mil años, hay un cráneo de un camello y tenemos el colmillo que puede ser de un perro lobo gigante. Primero, se pensó que era un tronco y luego fuimos a ver y se trató de un colmillo o defensa de mamut”, comentó.

Hallazgos de restos de mamut en Puebla capital

Explicó que se piensa que hace más de 10 mil años, el mamut pudo quedar atrapado en la ribera del río luego de ser perseguido por habitantes del lugar, ya que en los alrededores, se encontró una piedra y otros vestigios que pudieron ocupar los pobladores de aquellas épocas.

En entrevista, Aguilar Rosas resaltó que los hallazgos comenzaron a registrarse hace un año y medio, cuando el propietario de un terreno ubicado cerca del río Alseseca, comenzó a nivelar su terreno y, de repente, encontró un colmillo de mamut.

“Un vecino nos dio la información de que había restos en la ribera del río Alseseca. Eso comenzó hace un año y medio. Buscamos a asociaciones que tienen estudios del Pleistoceno y llegaron como profesionales en la materia. Nos dieron un curso y apoyamos a rascar las piezas: Nos hemos dado cuenta de que muchos vecinos tienen piezas paleontológicas y prehispánicas, pero no quieren entregarlas”, comentó.

Por su parte, José Rosendo Muñoz Chetla, presidente de la asociación civil Tepalcayotl, agrupación que busca preservar las riquezas históricas y culturales de San Francisco Totimehuacán, hizo un llamado a las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al gobierno de Puebla y al ayuntamiento de la capital, para que puedan iniciar acciones para que en la zona de los hallazgos o en la cabecera de la junta auxiliar, se construya un museo de sitio.

Agregó que los pobladores, también piden, que se trabaje en la recuperación de la zona arqueológica de Tepalcayotl y de los asentamientos ubicados a los alrededores del cerro Chiquihuitepec, donde pudieron habitar integrantes de las culturas olmecas-xicalancas y totomiaques-chichimecas.

“Es importante que se pueda elaborar un proyecto integral de rescate de la zona para que se pueda construir un museo de sitio y, a la par, se trabaje en al recuperación de la zona arqueológica de Tepalcayotl que corresponde a hace unos tres mil años y de las áreas en las que habitaron integrantes de las culturas olmecas-xicalancas y totomiaques-chichimecas”, explicó.