El Auditor Superior del Estado, Francisco Romero Serrano, ofreció en el Congreso del Estado, abrir las puertas a todos ayuntamientos y a los sujetos obligados para atender dudas y consultas, al acudir a la primera reunión con los integrantes de la Comisión Inspectora.

Les ratificó la necesidad de elaborar una nueva ley para la Auditoría debido a que los esquemas de trabajo tienen un rezago de 10 años, segundo, no se puede seguir con la revisión de cuentas que tienen más de diez años y no se pude dejar ir a los servidores que hayan tenido sanciones sin pagar o devolver los recursos.

Incluso propuso a los diputados, que con la devolución de recursos que hagan los servidores públicos se pueden destinar para obras públicas. Francisco Romero Serrano ,reiteró que no representa que vaya a aplicar la Ley Garrote, solo exigirá el cumplimiento de la ley.

La comisión Inspectora presentó el informe de resultados y del desempeño de la Auditoría Superior del Estado y para establecer colaboración y mejora del desempeño del órgano, explicó la diputada Olga Lucía Romero Garci-Crespo.

Los diputados José Miguel Trujillo de Ita, Emilio Maurer y Raymundo Atanacio externaron al nuevo titular de la ASE la necesidad devolverle la credibilidad a la Auditoría Superior del Estado y lograr que actúe con legalidad, imparcialidad y eficacia..

Pero el diputado Oswaldo Jiménez López del PAN consideró que no se debe confundir la supervisión y la evaluación, con la vulneración de la autonomía de ayuntamientos y organismos .

El Auditor, Francisco José Romero Serrano hizo un llamado a trabajar de manera unida y afirmó que actuará con justicia y verdad.