El sacerdote Ambrosio Arellano Espinoza, párroco del Templo del Señor de las Maravillas de la colonia Maravillas, al norte de la capital del estado, quien fue víctima de la delincuencia en su domicilio ubicado en la colonia Lomas 5 de Mayo, presenta quemaduras.

La arquidiócesis de Puebla informó que el religioso, al parecer fue asaltado, y el personal de urgencias lo encontró con quemaduras de segundo grado en manos y pies.

El área de comunicación de la diócesis que encabeza el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, informó que el sacerdote se encuentra hospitalizado y ya está estable aunque el pronóstico médico es reservado.

«Pedimos oraciones por la pronta recuperación del padre Ambrosio».

Expresó la Arquidiócesis de Puebla enn un comunicado.