El volcán Popocatépetl presentó un total de 108 exhalaciones, una secuencia de casi cuatro horas de exhalaciones continúas y más de 4.5 horas de tremor.

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), la actividad del coloso se encuentra contemplada dentro del Semáforo de Alerta Volcánica Amarillo Fase 2.

Para las próximas horas, se espera que continúe la actividad explosiva de escala baja a intermedia, lluvias de ceniza leves a moderadas en poblaciones cercanas y posibilidad de flujos piroclásticos y flujos de lodo de corto alcance.

«En las últimas 24 horas por medio de los sistemas de monitoreo del volcán Popocatépetl, se identificaron 108 exhalaciones, acompañadas de vapor de agua, gas y ligeras cantidades de ceniza. Además se presentaron 238 minutos de secuencia de exhalaciones», informó el organismo científico.

De forma adicional, se registraron 277 minutos de tremor de baja amplitud; mientras que durante la noche se pudo observar parcialmente el volcán y se apreció ligera incandescencia.

“Al momento de este reporte no se cuenta con visibilidad, en caso de emisiones el viento las dispersará al norte-noroeste», agrega el reporte.

El Cenapred exhortó a la población a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos.

Ante la actividad del coloso, el organismo científico descentralizado de la Secretaría de Gobernación pidió a la población evitar acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos y, en caso de lluvias fuertes, alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de flujos de lodo y escombro.

El Cenapred pidió, ante la caída de ceniza, cubrir nariz y boca con pañuelo o cubreboca; limpiar ojos y garganta con agua pura; utilizar lentes de armazón y evitar los de contacto para reducir la irritación ocular; y cerrar ventanas o cubrirlas y permanecer lo más posible dentro de la casa.