Tenemos que hacer al paciente más responsable de su salud, porque no habrá medicamentos y tratamientos que alcancen, si no logramos concientizar inmediatamente a la gente sobre el autocuidado y prevención, afirmó el Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, al entregar los primeros reconocimientos al personal médico y administrativo participantes en los talleres de Sensibilización y Actualización para brindar un mejor servicio con calidad y buen trato al derechohabiente.

Durante sus recorridos por las Clínicas de Medicina Familiar “Juárez” y “San Antonio Abad” en la Ciudad de México para constatar los avances del programa piloto de mejoramiento y remozamiento de la infraestructura, Ramírez Pineda destacó que en las instituciones del Sector Salud tenemos el objetivo de reforzar el primer nivel de atención y tratar que la gente no llegue al segundo y tercer; si logramos contenernos vamos a tener buenos resultados.

Acompañado de las subdirectoras de Atención al Derechohabiente, Vanessa Prieto Barrientos, y de Afiliación y Vigencia de Derechos, Pilar Rivera Popovic, el titular del ISSSTE aseguró que el país presenta la gran oportunidad de vivir una transformación, en la cual el ciudadano, derechohabiente, es el eje, porque a él nos debemos y estamos obligados a ofrecerle un mejor servicio.

“Podemos tener una clínica nueva, impecable, equipada y con mejor infraestructura, pero eso no sirve si los derechohabientes se van insatisfechos. Por eso estoy convencido que las capacitaciones y el establecimiento de una mejor comunicación del cuerpo médico y trabajadores entre sí y con la derechohabiencia, reforzará la calidad del buen trato”, puntualizó Ramírez Pineda.

Agregó que estas capacitaciones se realizan en el marco del nuevo Modelo de Salud Preventivo, que permitirá fortalecer el primer nivel de atención y reducir la prescripción desmedida de antibióticos; el excesivo envío a estudios de laboratorio, aumentar la exploración de los médicos y que el derechohabiente salga satisfecho de su consulta.

El programa piloto de capacitaciones inició en agosto de 2019, se aplica en las Clínicas de Medicina Familiar de la Ciudad de México y el Estado de México, donde se concentra casi el 40 por ciento del total de los 13.3 millones de derechohabientes, y a corto plazo se implementará en todo el país.

Ramírez Pineda constató las obras de remodelación y reconstrucción que se realizaron en las CMF “Juárez” y “San Antonio Abad”, además la apertura de nuevas áreas e introducción de equipo nuevo en diferentes servicios.

Por su parte, las subdirectoras de Atención al Derechohabiente, Vanessa Prieto Barrientos, y de Afiliación y Vigencia de Derechos, Pilar Rivera Popovic, explicaron que las capacitaciones se imparten por diferentes especialistas del Instituto; personal del Centro Médico Nacional (CMN) “20 de Noviembre” otorga talleres a doctores del primer nivel de atención, con el propósito de actualizar y reforzar conocimientos que impulsen la prevención en los pacientes. Próximamente, el Hospital Regional “1° de Octubre” se sumará a este programa.