Napoléon medía 1,68 metros, padecía de estreñimiento crónico y tenía fobia por los gatos

Napoleón Bonaparte, fue militar y emperador francés, es reconocido por ser el general republicano durante la revolución francesa. También fue la mente maestra del golpe de Estado del 18 de brumario que lo convirtió en primer cónsul de la República el 11 de noviembre de 1799. Además, fue conquistador de gran parte del territorio europeo en los inicios de siglo XIX y se le consideró como uno de los mayores genios militares de la Historia.

Nació el 15 de agosto de 1769 en Ajaccio, ciudad de la isla italiana de Córcega, que poco antes había sido convertida en territorio francés, fue hijo de Carlos Bonaparte y María Ramolino. Napoleón I Bonaparte bautizado como Nabulione en corso y llamado Nabulio por su familia, que era de origen aristocrático tanto por parte materna como paterna.

De joven fue un estudiante brillante, sobre todo en matemáticas y ya de niño destacaba por su carácter dominante. Además en su infancia gustaba de pasar el tiempo sólo y entregado a sus juegos y meditaciones personales. Es famosa su aversión hacia los franceses, a quienes consideraba opresores de los corsos, durante sus primeros días. Cumplidos los diez años de edad, Napoleón y su hermano José, se trasladaron a Brienne-le-Château, Francia, para estudiar en la escuela militar. Luego de finalizar los estudios básicos pasó a la “Ecóle Royale Militaire” de París, en donde estudió artillería. Porterior a su graduación en septiembre de 1785, fue comisionado como teniente segundo de artillería, tomando posesión de sus nuevas obligaciones en el mes de enero del año 1786.

Apenas contaba con 20 años cuando estalló la Revolución en 1789, se encontraba en Córcega, en donde apoyo a la facción jacobina y fue nombrado comandante segundo de la Guarda Nacional de Voluntarios de la isla. Fue el primero que uso sistemas de telecomunicación, la llamada «línea Chappe de semáforos» implementada en 1792.

Tras demostrar su determinación y frialdad en los momentos difíciles, como en el sitio de Tolón, fue nombrado general de brigada. El triunfo obtenido durante la defensa de la Convención en las Tullerías en Octubre de 1795, le dio una gran fama y poder en el nuevo orden francés. En 1796 fue nombrado comandante del ejército francés en Italia. Bonaparte tomó el mando del Ejército francés en la campaña militar sobre Italia. El éxito obtenido le acarreó un gran reconocimiento por parte del ejército y del estado, impulsándolo a proseguir en sus ambiciones de conquista. Se hizo de los territorios holandeses, austriacos y del área del Rin.

Como genio militar, aplicó los conocimientos aprendidos durante sus lecturas y estudios, al tiempo que implementaba sus propias tácticas dependiendo del escenario que se presentara. Sus campañas victoriosas lo convirtieron en un personaje muy influyentedentro de la política de Francia, siendo recibido como un héroe conquistador en su regreso a París. Dominado ya por su ambición imperialista, ejecutó brutalmente su invasión sobre Egipto, en donde se enfrentó por primera vez contra los británicos, antes de asestar un golpe de estado en Francia a finales de 1799, se convirtió en primer Cónsul de Francia y el hombre más poderoso de la nueva república.

En 1804 se autoproclamó monarca del Primer Imperio Francés e inicio una serie de campañas militares que culminarían con la conquista de grandes territorios en Europa y África, lo que desembocó inevitablemente en grandes conflictos bélicos con los otros grandes estados de su tiempo: Rusia y Gran Bretaña.
Gano grandes batallas como las de: Austerlitz en 1805, la de Jena en 1806 y Friedland en 1807.  Una serie de derrotas militares, entre las que se encuentran la derrota en la batalla de Leipzig el 19 de octubre de 1813, por una alianza encabezada por Inglaterra y lo exiliaron en la isla de Elba y la famosa batalla de Waterloo, en Bélgica el 15 de junio de 1815 y la perdida del apoyo francés.

El 15 julio de 1815, Napoleón fue capturado y desterrado por los británicos a la Isla de Santa Elena en el Atlántico, allí, con su pequeño grupo de seguidores, dictó sus memorias y criticó a todos sus aprehensores. Napoleón Bonaparte falleció el 5 de mayo de 1821 en Santa Elena, Reino Unido a la edad de 51 años, a causa de una dolencia de estómago con pesadez, tanto que se pensó que fue un cáncer de estómago; por su delirio de persecución se pensó que había sido envenenado con arsénico. Sus restos fueron enterrados en Santa Elena y en el año 1840 sus restos fueron repatriados a Francia.

En su vida personal el 9 de marzo de 1796, Napoleón Bonaparte se casó con Josefina de Beauharnais. En este año también restauró nuevamente la esclavitud, la cual estaba abolida desde 1794.Este militar y gobernante francés fue general republicano durante la Revolución, luego cónsul y posteriormente proclamado emperador de los franceses en 1804 y Rey de Italia en 1805.

ALGUNAS DISTINCIONES HONORÍFICAS
Fundador y Gran Maestre de la Legión de Honor.
Fundador y Gran Maestre de la Orden de la Corona de Hierro.
Fundador y Gran Maestre de la Orden de la Reunión.

Napoleón es considerado uno de los mayores genios militares de la historia junto a Julio César, Guillermo el Conquistador o Alejandro Magno. Y es que sus éxitos militares no hacían sino fortalecer su posición.

Era un auténtico dictador, pero hizo desaparecer los diezmos y otros privilegios feudales a la vez que impulsó un nuevo código que consagró la igualdad de los ciudadanos ante la ley, la presunción de inocencia y el hábeas corpus, que asegura los derechos básicos de la víctima.

Su pasión por las matemáticas continuó de adulto, protegiendo a científicos de la talla de Joseph-Louis Lagrange y Pierre-Simon Laplace.

Sus soldados lo llamaban el Pequeño Cabo; los británicos Boney y las monarquías europeas se referían a él como el tirano Bonaparte, el Ogro de Ajaccio, -en referencia a su lugar de nacimiento en Córcega– o el Usurpador Universal.

En cuanto a las curiosidades respecto a su físico, al igual que a Hitler, a Napoleón le faltaba un testículo; su pene, que medía unos 4 centímetros de longitud fue comprado por un urólogo americano en 1997 por 3.800 dólares.

Napoléon medía 1,68 metros y padecía de estreñimiento crónico. Tenía fobia a los gatos que no a los perros y se comenta que poco después de morir un anónimo afeitó su cabeza y repartió sus cabellos entre los seguidores del líder militar.

Respecto a su famosa pose de la mano introducida en el chaleco que vemos en múltiples de sus retratos, la explicación es bastante sencilla: Napoleón recibió una educación exquisita, por lo que esta pose fue fruto del decoro y no de las variadas y curiosas leyendas en torno a este gesto como que se colocaba la mano ahí para aliviar su dolor estomacal. Esta pose había sido muy común en el pasado para presumir del estatus social del retratado.

La influencia de Napoleón fue magistral y no es de extrañar que sus estrategias y métodos de guerra sigan examinándose en el ámbito militar en la actualidad. La destreza militar del emperador galo sigue despertando una increíble admiración.

Con información de Latam historia play, Muy Historia e Historia-Biografía