Esta se llevó a cabo por tercer año consecutivo en México, en el autódromo Hermanos Rodríguez, con los pros y contras que implica un evento de esta magnitud, sobre todo por lo caro de los boletos, costos elevados, un evento muy exclusivo, pero que lograron reactivar la economía en la capital del país y dieron un ejemplo de unidad para el mundo.

Si bien no somos expertos en el tema, es una grata experiencia el escuchar los motores de eso vehículos que corren a una velocidad máxima por arriba de los 330 Km/h, como espectador te hacen sentir la adrenalina pura y emocionarte ver como aceleran en cada una de las curvas, rebases que hacen los maestros del volante. Escuchas a los aficionados, expertos como te narran las disputas y fricciones de las escuderías, de los pilotos y el contexto de esta fiesta deportiva.

Y fue emotivo también escuchar al campeón mundial de la Fórmula 1, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes), gritar Viva México, porque estaba feliz luego de proclamarse, en nuestra tierra como el número uno del mundo por un gran trabajo a lo largo de este 2017, a pesar de haber acabado en el noveno sitio logro la mayor presea, aunque el Gran Premio de México, lo ganó el holandés Max Verstappen (Red Bull). Aunque no logró colarse en el pódium, si dio una gran pelea la dio el Checo Pérez, que entró en séptimo lugar.

Pero de este tema los expertos ya hablado de ello. Este espacio es para hablar de lo que no se ve, de todo lo que englobó desde otra perspectiva.

Si bien existió toda una logística de movilidad y seguridad de parte de las autoridades de la capital del país que tenían asegurada la zona, con policías cada 3 metros, agentes de vialidad “trabajando” para agilizar el tráfico en fin, una periferia rodeada de policías, organizadores y aficionados.

La mayoría de los asistentes usaron el metro (solo los VIP el helicóptero), pero podías encontrar como había personas que compartían el asiento por primera vez en este medio del transporte, las expresiones de su rostro, como se tapan la nariz por algunos raros olores, etc; fueron parte de la experiencia, porque el metro es la manera más rápida para trasladarse sin tráfico y llegar a la carrera de automovilismo.

La ropa dominante camisas, playeras, chamarras, gorras, alusivas a la F1, pero aquí no se peleaban porque uno le fuera a Ferrary y el otro a Red Bull, en una misma grada estaban todas las escuderías, no había segmentación por equipo, todos unidos cada quien con sus preferencias.

Al inicio de este gran premio de México, fue muy emotivo escuchar el himno nacional, corearlo mientras el cielo se pintaba de tricolor, por los aviones que dejaban una bandera que pinto de verde blanco y rojo el cielo, te refrenda el nacionalismo que en otros países no se presenta, al contrario se segmentan.

En ese escenario, México, recalco que estaba de pie, los miles de asistente, alzaron el puño en la vuelta 19, el estadio guardo silencio para recordar a las víctimas del 19 de septiembre, una vuelta de pie, con el brazo en alto, porque México sigue de pie, sabe salir adelante, todos sumados.

Ojala sigan apoyando con donaciones a nuestros damnificados, como la fundación Checo Pérez que esta sumándose a esta noble tarea de reconstrucción de viviendas.

Datos que saber de los vehículos F1
•No tienen botón o palanca para reversa, se engrana presionando el botón de Neutral y empujando hacia abajo la palanca de cambios durante más de medio segundo.
• 2.6 segundos es el tiempo que tarda un coche de F1 en ir de 0 a 100 km/h. Y en solo 4 segundos pueden ir de 0 a 160 Km/h y regresar a 0.
• 95 kg es el peso de un motor V8 de Fórmula 1, uno de los más ligeros del mundo.
• Una vez que un coche de F1 corre por encima de los 160 Km/h puede generar suficiente carga aerodinámica para igualar su propio peso, lo que significa que podría mantenerse por sí solo en el techo de un túnel y manejarse de cabeza.
• En los circuitos callejeros, como Mónaco, la carga aerodinámica de los monoplazas crea suficiente succión para levantar las tapas de las coladeras. Antes de la carrera todas las tapas de los pozos tienen que ser soldadas para prevenir que esto pase.
• Se necesitan 150,000 horas hombre para construir un coche de F1.
• 1.9 segundos es el record de una parada en pits para el cambio de llantas y lo comparten Ferrari y Redbull.
• Al correr a velocidad tope (arriba de los 330 Km/h), un F1 consume 0.40 kg de aire por segundo para mezclarlo con combustible, a ese ritmo podrías llenar 600 globos en 1 minuto.
• La altura del piso de un coche de F1 y el pavimento varía entre 10 y 50 mm dependiendo la velocidad, si lo comparamos, la altura mínima es lo mismo que el ancho de un iPhone.
• 60,000 llantas son usadas en promedio en una temporada.
• La manguera de llenado de combustible en F1 puede suministrar 12 litros de combustible por segundo, eso significa que tardaría solo 4 segundos en llenar el tanque promedio de 50 litros de un coche familiar
• Los pilotos cambian la marcha entre 2,500 y 4,000 veces por Gran Premio, en promedio es 1 cambio cada 1.3 segundos.
• Un piloto de F1 quema en promedio 600 calorías por GP y pierde 4 Kg de peso debido a la prolongada exposición a las altas temperaturas y fuerzas G.
• La preparación física es básica porque al perder el 4% del peso, la habilidad psicofísica del piloto se reduce un 40%.
• Cuando un piloto de Fórmula 1 pisa a fondo el freno de su monoplaza experimenta una fuerza de desaceleración comparable a que un coche normal chocando contra una pared de tabique a 300 Km/h.

Por Cecilia Martínez