México hace historia en la Competencia Internacional de Matemáticas (IMC por sus siglas en inglés) que se realizó en Durban, Sudáfrica al obtener medalla de oro por equipos y una medalla de oro individual que logró Mateo Iván Latapí Acosta, de 12 años, originario de la Ciudad de México.

Es la primera vez en los diez años que México lleva asistiendo a esta competencia que se obtienen preseas doradas, se trata de la mejor participación del país en el certamen que es considerado uno de los más difíciles del mundo debido al alto nivel de competitividad de las naciones asiáticas que asisten.

El equipo conformado por 8 estudiantes de primaria y secundaria ganó también dos medallas de plata individuales (conseguidas por Leonardo Míkel Cervantes Mateos, también de la Ciudad de México y Sebastián Montemayor Trujillo, de Nuevo León), tres de bronce (Karla Rebeca Munguía Romero, de Sinaloa, Luis Eduardo Martínez Aguirre, de Nuevo León y Jacobo de Yucatán), dos menciones honoríficas (Javier Caram Quirós, de la Ciudad de México y Luis Ángel Gabriel Jiménez Iturbide de Tabasco), así como bronce por equipos (en nivel primaria).

El equipo nacional se llevó también el primer lugar en la presentación cultural, al deslumbrar al público con sus trajes de charros y bailar El son de la Negra. La coreografía fue montada por el maestro Abraham Martínez Huerta.

México fue el único país de Iberoamérica que compitió este año en la South Africa International Mathematics Competititon que se llevó a cabo del 1 al 6 de agosto de 2019.

La mitad del costo de los boletos de avión de los jóvenes matematletas fue pagada por el cineasta Guillermo del Toro, y el resto por legisladores, empresas privadas y muchas personas que a través de Twitter apoyaron la campaña de solicitud de apoyo que lanzó la Olimpiada Mexicana de Matemáticas (OMM) en febrero.

La IMC está formada en realidad por dos concursos paralelos: la IWYMIC (Invitational World Youth Mathematics Intercity Competition), orientada a estudiantes de nivel secundaria y la EMIC (Elementary Mathematics International Contest), de nivel primaria. Desde 2010, México participa en la IWYMIC. Este año, el país participó por tercera vez en la EMIC.

Los organizadores narran que en 2009 hicieron llegar la invitación para que México participara en la IMC a la Secretaría de Educación Pública (SEP), instancia que nunca les respondió, fue por eso que al año siguiente buscaron a los profesores que se encargan de la OMM quienes de inmediato dijeron que sí.

Asistir a la IMC “es importante para México porque brinda la oportunidad de foguear a estudiantes muy pequeños, con ello, aseguramos cada vez mejores resultados en las competencias de nivel bachillerato, por ejemplo”, señaló Hugo Villanueva, coordinador de entrenamientos de los equipos que participan en esta olimpiada.

Sobre todo, detalló el doctor en matemáticas, las olimpiadas no son solo un concurso, en la OMM “se trata de todo un programa académico que brinda a niños y jóvenes de todo el país una experiencia de vida a través de las matemáticas, al estimular la creatividad y la imaginación de los participantes, por ejemplo al presentarles problemas cuyo planteamiento y solución requiere altas dosis de ingenio».

«Los contenidos que se utilizan para afrontar estos problemas corresponden al currículo básico de secundaria: álgebra, aritmética, conteo y geometría. Pero no utilizamos los métodos tradicionales de memorización».

“En particular en esta competencia, a diferencia de los demás concursos de matemáticas en los que México participa, se añaden dos elementos únicos: el trabajo en equipo y un esquema de competencia en la que los exámenes se deben resolver mucho más rápido”.

El equipo mexicano recibió además una felicitación especial del presidente del comité organizador de la IMC, Wen-Hsien Sun por el gran desempeñó que demostró este año, superando a Canadá y Estados Unidos, los otros dos países de América presentes en Durban.

En total, se dieron cita 27 países, con 244 competidores en nivel secundaria y 252 en nivel primaria. La mayor parte de las naciones que acudieron provienen del sudeste asiático (China, Corea del Sur, Tailandia, Taiwán, Vietnam, Hong-Kong, etc.), los cuales tradicionalmente ocupan los primeros lugares en la Olimpiada Internacional de Matemáticas, el concurso de nivel bachillerato con mayor prestigio internacional.

Este 2019, en conformidad con las políticas de austeridad propuestas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el comité de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas decidió enviar solo un equipo de secundaria, en lugar de los dos que anteriormente participaban en la IMC, además del de primaria.

No obstante, los ajustes presupuestales federales de principios de año dificultaron el flujo de recursos para cubrir los gastos del viaje a Sudáfrica, por lo que se recurrió a realizar una campaña de solicitud de apoyo que catapultó el cineasta Guillermo del Toro, a quien los jóvenes campeones dedican su triunfo en Durban.

Acompañaron a los estudiantes como líderes del equipo la doctora María Guadalupe Russell Noriega, de la Universidad Autónoma de Sinaloa; el doctor Hugo Villanueva Méndez, de la Universidad de las Américas Puebla; el profesor Eugenio Daniel Flores Alatorre de la Casa Olímpica de San Luis Potosí, y Maximiliano Sánchez Garza, estudiante de matemáticas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Las medalla por equipos, se otorga a los mejores puntajes obtenidos en la prueba por equipos. La medalla por grupo se otorga a los mejores puntajes por grupo, el cual es la suma de los mejores tres puntajes de la prueba individual de los miembros del equipo.

Para otorgar los premios por equipos, previo al concurso se efectúa un sorteo, en el cual todos los equipos de la competencia quedan separados en grupos, distinguidos por colores, de manera muy similar a como se efectúa el sorteo de grupos en el mundial de futbol. Luego, en cada grupo se otorgan los premios de manera independiente.

El equipo mexicano de secundaria estuvo en el Grupo Verde, formado por representantes de 10 países, entre los cuales habían competidores muy fuertes, como Taiwán, Bulgaria, Rumania y Estados Unidos.

El equipo de primaria estuvo en el Grupo Rosa, formado por equipos de 11 países, entre ellos Taiwán, China, Hong Kong y Bulgaria.

Fuente: La Jornada.