El portero recordó que se fue llorando a Porto debido al cariño que le tomó a las Águilas.

Agustín Marchesín dejó huella en su paso por el América. (Foto: Imago7)
Agustín Marchesín dejó huella en su paso por el América.

En Porto la pasa bastante bien y, donde ya se ganó un sitio entre los inamovibles, el argentino Agustín Marchesín demostró su deseo de regresar al América una vez que Guillermo Ochoa de un paso al costado y buscar nuevos retos.

En entrevista con Mariano Antico, el cancerbero de los Dragones señaló: “Hoy está Memo Ochoa ahí, que también es un ídolo nacional, y ojalá que el día de mañana, cuando a Memo le toque salir, a mí me toque volver de la mejor manera”.

Marche recordó que fue complicado aceptar la propuesta de las Águilas después de declarar que nunca jugaría en ese club, aunque una vez dentro, y gracias a que tuvo una etapa exitosa en la que fue campeón de Liga, Copa y Campeón de Campeones, se enamoró en grande de él.

Con América siempre voy a estar agradecido, en México es un futbol que se vive con mucha pasión; así como en su momento me fui llorando de Lanús, de América me pasó exactamente lo mismo y fue muy difícil tomar una decisión pero creo que fue una gran decisión”.

Ya enfocado en temas de Argentina, por igual comentó que volver a jugar con el Granate es una ilusión que mantiene.

Con información de medio tiempo

#YoMeQuedoEnCasa