Sala Forum se llenó de buena vibra y energía al ritmo del reggae de Gondwana, banda chilena que desde hace varios años ha llenado de buena música el corazón de todo aquel que se topa con su proyecto.

Todos los poblanos que se dieron cita disfrutaron de una noche llena de música, pues no solamente disfrutaron de los chilenos, sino también de Wendy, una cantante del género que deleitó a los presentes con temas de su autoría y sorprendió con un cover de “Hello”, éxito de la cantante Adele. Sin duda es una artista completa y una interpreté de otro planeta, su voz contagia todo lo que está sintiendo y es tan real que en una de sus canciones se le cortó la voz al recordar un pasaje triste que la inspiró a escribir.

Ya avanzada la noche llegó el turno de Gondwana para subir al escenario y, ¡vaya recibimiento que tuvo! No es de sorprenderse, pues la trayectoria de la banda y la complicidad que tienen sus integrantes en el escenario hacen del show algo único y, quienes ahora son “la nueva sangre”, no dejan de lado la grandeza de los que iniciaron el proyecto, además de agregar su chispa para revolucionar el género y seguir en el gusto del público.

Con temas como “Mi Princesa”, “ Verde, Amarillo y Rojo”, “ Dime” y “Felicidad” hicieron que el recinto se desbordara en ovaciones y se unieran como uno solo para entonar juntos todos los éxitos de la banda; pero, no fue sino en “Antonia”, o “Estoy Amándote” como algunos la conocen, que los poblanos se rindieron ante ellos para no dejar duda de que la presentación de Gondwana en Puebla fue todo un éxito.

Después de una noche inolvidable, la banda se despidió del escenario de Sala Forum no sin antes agradecer a todos aquellos que a lo largo de su historia, sin importar quiénes están en el escenario, los han apoyado y los han acompañado en cada etapa.

Sin duda, un evento sin precedentes en la ciudad, que muy probablemente no pueda repetirse, pues la magia del género musical que envolvió el lugar es algo que no se ve todos los días.

Agradecemos a Bacha Promotora por la invitación.

Fotos y texto: Karen Carpinteyro.