¿Señores de Morena, qué fue lo que cambió? Si están replicando lo que hemos vivido con otros gobiernos.

Detener y meter a la cárcel a quien se opone a esos proyectos invasivos y dolosos es el reflejo de una errática política gubernamental que insiste en coartar libertad y expresión a opositores.

Tal parece que el cambio se dio para seguir sin cambios.
Y es que el Secretario de Gobernación en Puebla, se estrenó con una detención a la usanza antigua: Los citan para «negociar» y saliendo los detienen.

Aún recuerdo a David Méndez Márquez denunciando en una radiodifusora por internet las detenciones en tiempos del ex gobernador Rafael Moreno Valle, ahora le toca a él hacer el juego sucio.

A más de sólo 15 días de asumir el cargo como Secretario de Gobernación, David Méndez da muestra de una errática política de conciliación que golpea directamente a su jefe el Gobernador Miguel Barbosa, a quien exhibe como represor e intolerante frente a todas aquellas manifestaciones que vayan en contra de los intereses y decisiones gubernamentales.

Méndez es un hombre de izquierda que tendría que entender la riqueza de buscar el acercamiento y la negociación con grupos que no siempre van a ser o a actuar a favor de la línea gubernamental.

La detención del activista Miguel López Vega abre la interrogante para indagar sobre la política que el gobierno barbosista seguirá frente a todos aquellos grupos donde surgen inconformidades por tierras, pagos y los llamados proyectos de la muerte que los consideran sumamente dolosos para una comunidad.

Vale preguntarle al actual Secretario de Gobernación en el Estado ¿cuál será su política a seguir en materia de negociación frente a los conflictos sociales en Puebla?

Nuestra memoria tiene frescos los momentos que se vivieron en el sexenio morenovallista y en los anteriores, cuando la incomodidad social se apagaba con las amenazas gubernamentales o la cárcel: Vienen a mi mente desde Simitrio, pasando por Concho Colotla hasta llegar al más de centenar de activistas hostigados y detenidos en el sexenio morenovallista.

El gobierno barbosista tendrá que ser claro a la hora de aplicar su política de diálogo y reconciliación que hasta ahora no la está materializando como inicialmente lo difundieron y que empieza a replicar los vicios del pasado.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting