En el marco del Día Mundial de los Pacientes Trasplantados, el Hospital de Alta Especialidad “San José” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informo que en lo que va del 2019 se han realizado 45 trasplantes renales, 44 de córneas y 12 de médula ósea, lo que coloca al nosocomio dentro de los cinco primeros lugares a nivel nacional en procuración de órganos.

El nosocomio tiene 34 años de ser líder en trasplante renal, de córnea y hematopoyético, gracias a que año con año ha ido en aumento su cifras de trasplantes. En 2018 se realizaron 111 trasplantes de riñón, 36 de médula ósea y 140 de córnea lo que significa un aumento del cuatro por ciento.

Francisco Ricardo Ríos Rivera, Nefrólogo del Hospital de Alta Especialidad “San José”, informo que el 70 por ciento de los trasplantes renales son de donador vivo relacionado (tío(a), hermano(a), papa o mamá), es decir, de un familiar compatible al trasplantado y el 30 por ciento restante de paciente fallecido.

Es decir paciente con muerte cerebral que puede ser candidato a donar órganos y tejidos si no tiene antecedentes de cáncer o infecciosos. A su vez se evalúa órgano por órgano y si es viable como córneas, piel, hueso, músculos, tendones y válvulas cardíacas.

La delegación del IMSS en Puebla cuenta con tres hospitales muy importantes en la generación de donaciones: la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital de Traumatología y Ortopedia, por su naturaleza atiende a pacientes involucrados en accidentes y por ende con riesgo a desarrollar muerte cerebral, la Unidad Médica de Alta Especialidad Hospital “San José” y el Hospital General de Zona No. 20 “La Margarita”.

Actualmente se encuentran en lista de espera mil 500 pacientes aguardando por un riñón y 80 para córnea, pacientes que pueden esperar entre cinco a siete años para ser trasplantados, tiempo que es muy prolongado y durante ese lapso sufre distintas complicaciones de enfermedades, lo ideal es ser trasplantado lo más pronto posible, así lo detallo el nefrólogo del Hospital de Especialidades.

Por otra parte, Ríos Rivera informo que la principal causa de enfermedad renal crónica en el mundo es la diabetes mellitus, la hipertensión, asociado con la obesidad. Las recomendaciones del especialista son un chequeo general con un especialista, evitar el sedentarismo, la obesidad, controles de glucosa, de presión arterial, ya que son patologías prevenibles y por otro lado hacer hincapié en la donación de órganos y tejidos.