Entregamos el numero final de los 5Más… Y tú ¿ya conocías a todos?

Es un cefalópodo que habita a lo largo del océano pacifico pasando por el norte de Australia hasta Japón, incluyendo Sri Lanka, Indonesia, Papúa, Nueva Guinea hasta las Islas Salomón.

Gracias a las fotografías no se aprecia bien pero este amiguito no es más grande que un puño y parecería que sus llamativos colores serian suficiente para detectarlo a la distancia, pero conforme deja de moverse y se mescla con el entorno esto se vuelve más difícil.

A demás de colocarse siempre “de lado” haciendo que sea muy común pisarlos accidentalmente, es conocido como el octópodo más venenoso del mundo y peor aun, no existe una cura para una toxina que tarda apenas unos cuantos minutos en matar a un hombre adulto.

Mientras que la alimentación de este hapalochlaena se basa principalmente de camarones y cangrejos que son presas «fáciles» puede comer peces o algún otro tipo de vida marina si se hace con ellos.

El Pulpo de anillos azules es de temer ya que a diferencia de otros Cefalópodos que prefieren huir y esconderse, este no dudara en defenderse lanzando una mordedura mortal a su atacante, aunque no son todo poderosos en el mar, forman parte de la dieta de; ballenas, anguilas y aves, entre otros.