Comportamiento de 90 mil trabajadores de industria automotriz, clave para evitar repunte de casos.

La posible reactivación de la industria automotriz que involucra de manera directa a más de 90 mil trabajadores en Puebla aumenta el riesgo de contagios por coronavirus; y la clave para regresar a la llamada “nueva normalidad” se encuentra en el comportamiento de los integrantes de la fuerza laboral en casa, en sus traslados y dentro de sus lugares de trabajo.

De acuerdo con el análisis “Recomendaciones de seguridad en el regreso a la reactivación laboral y económica de México”, realizado por Rocío Baños Lara, integrante de la Sociedad Mexicana de Virología y del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) Nivel I, los puntos más vulnerables para evitar contagios no se encuentran en la planta de trabajo, sino en el hogar y en el traslado que realicen los empleados y colaboradores.

“El regreso al espacio público, el transporte para llegar a los puestos de trabajo y la convivencia en los trabajos provocarán una condición en la que aumente la posibilidad de contagios de coronavirus. El regreso al espacio público puede derivar en un repunte de contagios si los trabajadores no toman en cuenta y no siguen las medidas correspondientes. Los lineamientos de las autoridades están hechos y el problema es que la gente, muchas veces, no los ejecuta”, comentó.

La también investigadora de la Facultad de Biotecnología de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep) explicó que el momento del regreso a las actividades tiene que ser vigilado para evitar que los trabajadores se saluden con las manos o se den abrazos por la emoción de reencontrarse.

“Si estamos en un ambiente en el que, por el gusto de ver a los compañeros, se presenten abrazos, se estrechan las manos, se comparten el refresco, entonces, se provocará un ambiente que no es seguro para convivir”, apuntó la investigadora.