Los menores de 6, 7 y 10 años de edad murieron intoxicados tras inhalar monóxido de carbono de un anafre que estaba encendido al interior de su domicilio.

Tres niños murieron intoxicados tras inhalar monóxido de carbono de un anafre que estaba encendido al interior de su domicilio, ubicado en el municipio de Tlatlauquitepec.

Policías municipales y elementos de Protección Civil Municipal se movilizaron la tarde noche de ayer 20 de enero a la vivienda que se localiza en la junta auxiliar Gómez Oriente.

Tras ingresar, encontraron tendidas sobre una cama a los menores de 6, 7 y 10 años de edad respectivamente, quienes ya no tenían signos vitales. Luego de las primeras diligencias, los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) encontraron prendido un anafre, del cual se desprendió el monóxido de carbono que los intoxicó.

No obstante, no determinaron si lo prendieron los niños o sus padres debido a que en el lugar no fue encontrado ninguna persona mayor de edad.

Los cuerpos de los menores fueron llevados al anfiteatro esta madrugada para realizarles la necropsia y para resguardarlos hasta que sean reclamados.

Además, las autoridades ministeriales abrieron una carpeta de investigación para determinar si el motivo de encender el anafre fue para combatir el frío que ha hecho en los últimos días tanto en el municipio como en toda la entidad.

Milenio