El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, a través del Hospital de Traumatología y Ortopedia (HTO), recomendó a la población a tomar medidas preventivas en la próxima temporada vacacional, ya que en esta época se tiene un aumento en los ingresos hospitalarios de un 20% por fracturas y hasta de un 30 por accidentes automovilísticos por alta velocidad e ingesta de bebidas alcohólicas.

El Director del HTO, Francisco Morales Flores, quien invitó a los padres de familia a no perder de vista a los menores, ya que al estar en casa se puedan fracturar por brincar o sufrir un empujón. Así mismo, sugiere que eviten acercarse a la cocina, ya que podrían quemarse con líquidos calientes y producirse lesiones de consideración que dejarían secuelas en ellos.  

Morales Flores recomendó que de presentarse una fractura, lo primero que se debe hacer es entablillar la parte afectada y no tratar de acomodar el hueso, además poner hielo en un lapso de 15 a 20 minutos para disminuir el dolor y el sangrado y para el caso de heridas expuestas se puede lavar con agua y jabón a chorro de agua y colocar un paño para hacer presión en lo que se llega al área de urgencias del hospital más cercano.

Explicó que en esta temporada también aumentan casos de asfixia en niños hasta en un 10 por ciento por objetos pequeños en la boca, como juguetes o piezas que se encuentran en el hogar.  

El especialista dijo que respecto a accidentes por atragantamiento, lo que se tiene que hacer es invitar o ayudar a que la persona tosa, jamás golpear la espalda porque si el objeto está en la garganta provocamos que descienda y obstruya más la vía aérea, pero si vemos que no reacciona, lo que tenemos que hacer es presionar en el abdomen hacía arriba y hacia adentro con fuerza para que expulse el cuerpo extraño”. 

“En las escuelas no se presentan estos incidentes porque hay espacios libres, los niños tienen canchas y áreas deportivas, en donde saltan y brincan sin mayores riesgos, pero en el hogar los espacios son más pequeños, muebles y se presta a que el niño se resbale o se tropiece, que suba y baje las escaleras o que brinque en la cama”, mencionó el director del nosocomio.