Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Kansas realizaron recientemente un estudio, publicado en el International Journal of Obesity, para determinar la asociación entre el tiempo de ejercicio y los resultados de pérdida de peso.

Para hacerlo, obtuvieron datos del Midwest Exercise Trial 2, una evaluación sobre cómo el ejercicio regular y supervisado influye en el peso corporal.

El equipo examinó el desempeño de 100 adultos físicamente inactivos que comenzaron a hacer ejercicio cinco veces por semana en un laboratorio de fisiología. En un horario entre las 7:00 y 19:00 horas por 10 meses.

Los participantes podían elegir la hora del día que hacían ejercicio, pero se les exigía quemar hasta 600 calorías por sesión.

Horario, quema de calorías y resultados

Después de analizar los resultados, descubrieron que aquellos que hacían ejercicio por la mañana perdieron más peso que aquellos que realizaron los mismos ejercicios durante el día.

De hecho, las personas que sudaban antes del mediodía bajaron más libras que las que lo hicieron después de las tres de la tarde.

“Con base en estos datos, diría que el momento del ejercicio podría, simplemente podría, desempeñar un papel”, dijo el coautor Erik Willis a The New York Times.

El equipo aún no comprende completamente por qué los deportistas matutinos arrojan más kilos, pero sí notaron que este grupo era un poco más activo y comía menos durante el día.

Los deportistas de la mañana caminaron más pasos y consumieron casi 100 calorías menos que los deportistas nocturnos.

No es la primera vez que los investigadores encuentran una correlación entre el ejercicio matutino y la pérdida de peso exitosa.

A pesar de las diferencias, los científicos del último estudio enfatizaron que se puede lograr la pérdida de peso sin importar a qué hora del día haga ejercicio.

Fuente: Muy Interesante