Una pandemia desafortunadamente exhibe las carencias pero también excesos de quienes se encuentran al frente de gobiernos y reaccionan de manera tardía o no comunican de manera oportuna y con aciertos.

En el caso de Puebla, el Covid-19 se ha convertido una vez más, en el tema que evidencia los protagonismos, autoritarismos, ignorancia y falta de asertividad para informar de manera eficiente y oportuna las medidas que la población debe seguir frente a los riesgos de contagio.

A nivel nacional priva una desinformación y caótica interpretación sobre el COVID-19 donde el Gobierno de México ha dado tumbos mostrando las habilidades y conocimiento de su subsecretario de salud, pero a la vez, revirtiendo todo lo anterior, mostrando al mismísimo Presidente AMLO en actos masivos besando niños. Excesos e incongruencia de gobiernos que más allá de la pandemia le dan rienda suelta a la demagogia populachera.

En el caso de Puebla, una vez más, los riesgos del COVID-19 han reflejado la lucha interna entre Gobierno del Estado y gobiernos municipales.

Y es que uno de los aciertos de la Presidenta capitalina Claudia Rivera fue anunciar la suspensión de actos masivos en espacios abiertos o cerrados como medida de prevención ante el riesgo de contagios.

El Ayuntamiento de Puebla “madrugó” al Gobernador y le ganó al anunciar medidas específicas sobre el tema. El resto de los ediles del estado permanecieron inmóviles esperando “línea” para anunciar medidas que prevengan e informen a sus poblaciones.

El espectáculo del Covid-19 en Puebla no se hizo esperar cuando una vez más vimos el “derrapón” del Gobernador Barbosa con su clásico manotazo en la mesa para decir: “Aquí mando yo”.

El video de su errática declaración se viralizó exponiendo su falta de sensatez en momentos donde se le agradecería sentido común y sobre todo, liderazgo para la toma de acciones inmediatas y en coordinación con los propios ediles con quienes tendría que haber una sesión permanente o la instalación de un Consejo Sanitario Emergente donde todos los ediles junto con el mandatario e instituciones involucradas en la materia, sesionen de manera permanente intercambiando datos, información, lanzando alertas, etc.

Y sin embargo, el manotazo del Gober fue de a gratis, pues a media tarde de este domingo, su oficina de prensa a través de un comunicado anunció lo mismo que la Presidenta Municipal Claudia Rivera, destacando la suspensión de clases a partir del próximo 23 de marzo.

Sin duda alguna, el Covid-19 está orillando a los “espectáculos” de gobiernos gestados en la ignorancia ante el manejo de una emergencia sanitaria.

Hasta ahora la información fluye en todas la vertientes, sin embargo, la gente empieza a entrar en razón: El mejor antídoto contra esta pandemia es quedarnos en casa no inmóviles, sino usando las herramientas digitales para seguir moviendo economía y trabajo. Usemos la tecnología para hacer algo útil de esta virtualidad que hoy nos da la oportunidad de seguir en ritmo y activos.

@rubysoriano
mediatikosconsulting@gmail.com
Facebook: Mediatikos Consulting