Se trata de salir reforzados, no divorciados.

Anna Gil Wittke nos da las pautas para darle la vuelta a la situación de encierro que vivimos y salir victoriosos de ella junto a nuestra pareja.

Cuando vivimos una situación que nos es elegida por nosotros, que es obligada, solemos experimentar momentos de frustración, rabia o desámimo. Si no podemos hacer nada para cambiarla -comenta Anna Gil Wittke- «lo mejor es intentar darle la vuelta y cambiar la forma de vivir esa situación, por nuestro bien y por el de nuestra pareja», asegura.

Dada la situación de confinamiento que se vive por culpa de la pandemia de coronavirus, la psicóloga y sexóloga nos da una serie de pautas para aprovechar este tiempo en pareja de forma positiva: no discutir más de la cuenta y aprender a actuar en caso de concflicto. De lo que se trata es de salir reforzados de esta situación, que no divorciados.

De ahí que Anna Gil nos ponga alerta ante uno de los peligros de estos días: los conflictos en pareja. A no ser – apunta la psicóloga y sexóloga- que tengamos la suerte de que nos haya pillado en fase de enamoramiento, «cuando uno pasa mucho tiempo con su pareja suele deslizar la balanza hacia aquellas cosas cotidianas que no nos gustan del otro; cajones que deja abiertos, ropa que no dobla correctamente…, por eso es importante escoger nuestras batallas«, subraya.

Debemos de tener en cuenta que cualquier error del otro no tiene por qué servir de discusión entre ambos, «nosotros, aunque nos cueste reconocerlo muchas veces, también tenemos defectos. Hay que aumentar el margen de error de nuestra pareja, no discutir por tonterías e intentar que nuestra relación no se vuelva hostil con el paso de los días».

Cadena SER.