Miguel Barbosa Huerta, el político oriundo de Zinacatepec, municipio del Valle de Tehuacán, es muy claro en sus apreciaciones. Se presenta a sí mismo como el candidato triunfador al Gobierno del Estado, expone su pensar y su sentir sobre el Estado de Puebla, un día después de la elección.

Reunido en el Salón del Recuerdo, en una comida con dueños de medios de comunicación y columnistas, expone sus puntos de vista. Se define como un hombre de carne y hueso, común y corriente.

No rehúye tema alguno y da a conocer lo que serán sus primera acciones de gobierno. Incluso dio a conocer su primer nombramiento del gabinete: Verónica Vélez será la encargada de Comunicación Social. Por ahora no dará a conocer más nombres de los integrantes de su gabinete.

Estas son algunas de sus propuestas y respuestas a preguntas:

-El abstencionismo registrado en la elección extraordinaria se debe al hartazgo ciudadano de los partidos políticos y de los políticos.

-Existe desconfianza de la autoridad. Aunque hay más razones pues el hecho es multifactorial, el deterioro de Puebla lo permitimos todos.

-Seré para los poblanos, el concepto del padre en el Derecho Romano, es decir el que cuida; por ello cuidaré a todos los poblanos, seré responsable, serio, cuidadoso.

-En mi Gobierno, Puebla volverá a ser de los poblanos. Ni un funcionario fuereño más, excepción del Secretario de Seguridad Pública, por razones estratégicas. Será nombrado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

-El principal problema es la inseguridad pública. Habrá resultados a los 100 días de gobierno. Las policías estatal y municipal serán reestructuradas, sin vínculos con la delincuencia. Los policías serán profesionalizados, certificados y recertificados.

-Tendremos coordinación con el Gobierno Federal, la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina.

-Habrá respeto a la libertad de prensa, no habrá presiones para nadie por parte del Gobierno. Todos tienen derecho a opinar, pero el Gobierno también opinará. Juntos defenderemos la libertad de expresión.

-Me reuniré con Ayuntamientos para determinar cinco acciones inmediatas: 1) Que exista una auténtica y real contraloría municipal. 2) Contar con un órgano de transparencia real. 3) Tener un organismo de combate a la corrupción. 4) Asignación de obra pública legalmente por concurso. 5) Revisión a fondo del tema de seguridad.

-De no tomar medidas al respecto, sería un galopar sin control.

-Ordenaré revisión de acciones de gobiernos anteriores que espero estén en orden; si se encuentran fallas se aplicará la ley.

-Estaré abierto a la población, escucharé a todos. Soy de carne y hueso, una persona común y corriente. Lo digo ahora: Mis hijos no harán negocios en Puebla.

-Pido a los partidos políticos que tengan una postura inteligente y dialoguemos. Les pedimos su colaboración, debemos dar estabilidad la entidad, sin que dejen de ser oposición.

-Solicito al poder legislativo su apoyo para los cambios que haremos en el nuevo organigrama del Gobierno del Estado y al Tribunal Superior de Justicia su colaboración para una mejor impartición de justicia.

-El gabinete estará integrado por los mejores poblanos, lo daré a conocer en su oportunidad. No necesariamente estarán los que estuvieron en la campaña. Primero hay que nombrar un equipo de transición.

Estos y otros temas fueron abordados por el candidato triunfante que espera ser declarado Gobernador Electo el miércoles, luego del recuento oficial de los votos

En fin, como escribió Francisco Liguori (México, 1917-2003) en su epigrama sobre el nombramiento del gabinete federal:

En vísperas de la toma

ya es cuarto para las siete

y en la tele aún no asoma

la lista del gabinete.

Si los que llegan

me dicen ¡vete!,

ya qué me importa

el gabinete.

Ya se hace tarde,

ya son las siete

y aún no sé nada

del gabinete.

Esto es muy serio,

no es un juguete:

¡quiero la lista

del gabinete!

Me siento enfermo,

voy al retrete.

¡Denme las llaves

del gabinete!

raultorress@hotmail.com