La familia de Caroline compartió las últimas palabras de la popular presentadora.

A menos de una semana del fallecimiento de la presentadora británica Caroline Flack, y luego de que fuera confirmado un suicidio, la familia de la conductora ha difundido el último mensaje que Caroline escribió en sus redes sociales y que no alcanzó a publicar.

Flack alcanzó la fama gracias a su trabajo como la anfitriona del programa Love Island y recientemente acababa de renunciar a la emisión y volver al Reino Unido, para hacer frente a una denuncia, lo que ha sido señalado por muchos como el principal móvil del suicidio.

Fueron sus representantes quienes confirmaron el deceso, las causas y las últimas palabras que Flack dedicó a sus amigos y familiares a modo de despedida. Sus allegados acusaron directamente a la presión mediática a la que fue sometida luego de que fuera denunciada por violencia doméstica, después de una pelea con su exnovio.

Todo parece indicar que las líneas estaban pensadas para difundirse en sus redes sociales a modo de despedida, pero que, finalmente, no llegó a publicar. Sin embargo, sí le hizo llegar a su madre el breve texto y, ahora, ese contenido se ha hecho público.

He perdido mi trabajo. Mi casa. Mi capacidad para hablar. Y la verdad se me ha arrebatado para usarse como entretenimiento. No puedo pasar cada día escondida, y que me digan que no puedo decirle nada a nadie. Lo siento mucho por mi familia, por todo lo que les he hecho pasar y por todo lo que han sufrido mis amigos. No pienso en cómo recuperar mi carrera, pienso en cómo recuperar mi vida y la de mi familia. Eso es todo lo que puedo decir. 

En diciembre del 2019, Flack fue acusada de haber agredido a su novio el tenista, Lewis Burton con una lámpara, por lo que el 14 de febrero fue citada a una audiencia que se llevaría a cabo en marzo próximo.

Las palabras de despedida de Caroline fueron publicadas por el medio británico Eastern Daily Press, en ellas, la conductora reconoce estar hundida, no poder continuar y se disculpa con su familia por lo que va a hacer. Asume que ha aceptado todos los comentarios y críticas, incluso las más duras, en la última década, pero que ya no puede más. Una reflexión que apoyaría esa tesis de sus representantes de que terminó con todo por la presión externa.

Quién.