El condón es nuestro mejor amigo.

No solo nos ayuda a evitar los embarazos no deseados, sino que también previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH/SIDA. Por esto y mucho más, este 13 de febrero celebramos su día.

Historia del condón.

El Día Internacional del Condón fue propuesto y establecido por la AIDS Healthcare Foundation (Fundación para el Cuidado del Sida), en el año 2012. La celebración se lleva a cabo en más de 31 países, la mayoría ubicados en África.

Se eligió para su conmemoración el día 13 de febrero, por ubicarse en vísperas del Día del Amor y la Amistad o Día de San Valentín. Para celebrarlo, Tamiko Hernández, educadora de la sexualidad de Prudence te trae 10 datos curiosos que no sabías acerca el condón:

El término condón se debe a un médico de la corte de Carlos I de Inglaterra, de apellido Condon, quien sugirió al monarca la incorporación de este elemento en sus prácticas sexuales, con el fin de limitar su ya numerosa descendencia.

Se ha demostrado que el látex es el único material capaz de impedir el contagio del VIH. Es el arma más efectiva que hay en la actualidad para impedir la propagación de enfermedades de transmisión sexual.

Los preservativos tienen una medida estándar de 17 centímetros de largo, 4.8 cm de ancho y un grosor máximo de 0.07 milímetros.

Un condón puede retener hasta 3.7 litros de agua.

Un condón debe tener la capacidad de estirarse siete veces su tamaño.

El condón pasa por un proceso control de calidad, muy similar al de las llantas para auto. De hecho, gracias a el proceso de vulcanización de Charles Goodyear y Thomas Hancock se logró la producción de condones a gran escala.

Los condones de látex modernos son tan resistentes que hasta se han utilizado como materia prima para crear prendas de vestir. Prueba de ello son las creaciones de la diseñadora y artista brasileña Adriana Bertini, quien tuvo la original idea de crear vestidos hechos de condones.

Los condones deben guardarse en lugares secos, con poca luz y a temperatura ambiente. Las altas o bajas temperaturas pueden debilitar el material, mientras que la luz solar y la humedad pueden causar mayor número de rupturas o desgarros.

Algunos ejércitos lo usan para almacenar considerables cantidades de agua y cubrir armas.

De los 5,000 millones de preservativos que se venden cada año, en promedio, el 40% lo compran las mujeres.

Como si faltaran más razones para apreciar este método anticonceptivo, siempre quedan las palabras de la Fundación para el Cuidado del Sida:

«Debemos recordar a las personas que hacer el amor con condón es otra forma de mostrar el amor; no sólo hacia la pareja, sino también hacia uno mismo con el autocuidado».

Salud 180