Aunque no lo creas, en nuestra rutina podríamos tener hábitos que afectan seriamente nuestro rostro y belleza.

Y es que estos hábitos podrían ocasionar envejecimiento prematuro.

Usar estropajos

Aunque creamos que lo correcto es usar estropajos para limpiar nuestra piel, la verdad es que la estamos lastimando.

Este artículo produce que irritación, resequedad y daña el escudo protector de nuestra piel. Se recomienda usarlas de forma muy suave una vez a la semana o cada 15 días.

No usar lentes de sol

Si no quieres tener líneas de expresión alrededor de los ojos, lo mejor es que uses lentes de sol.

Compra unos de buena calidad para bloquear los rayos UV y evitar el envejecimiento prematuro.

Bañarse con agua muy caliente

Bañarse a una temperatura mayor a la de 36 grados podría deshidratar la piel, además de que la combinación con jabones podría ser muy agresivo para nuestro cutis.

Dormirse con maquillaje

Si acostumbras dormir con maquillaje cada noche podrías favorecer el envejecimiento de tu rostro, ya que los poros de nuestra piel se tapan por el maquillaje y las células no se pueden regenerar.

Elimina estos hábitos de tu vida y logra que tu piel se vea joven por más tiempo.

Fuente: MSN