Ashley Madison, el sitio de citas para casados encuestó a sus miembros para saber quién gasta más en sus aventuras, hombres o mujeres y cómo ocultan esos gastos adicionales a sus cónyuges. De acuerdo con la encuesta, los hombres pagan más por sus aventuras ya que las mujeres consideran que engañar no les genera ningún gasto.


Ser discreto mientras realizas compras relacionadas a tu vida infiel es una buena forma de prevenir que te descubran. Para los hombres, ser discretos es especialmente importante ya que el 60% mencionó que tener una aventura a generado más gastos para ellos.
Para mantener esos gastos ocultos, 44% prefieren usar una cuenta o tarjeta de crédito por separado, mientras que 38% prefieren pagar en efectivo esos gastos.


Por otro lado, 63% de las mujeres encuestadas mencionaron que ser infieles no les genera ningún gasto adicional y requieren menos discreción a la hora de ocultar los gastos a sus parejas.


Cuando se les preguntó sobre cuanto gastan en sus compañeros de aventura, 70% de las mujeres mencionaron que gastan de $0 a $950 pesos al mes, mientras que sólo el 40% de los hombres dice lo mismo. Cerca de una tercera parte de los hombres afirma gastar más de $2,850 pesos mensuales en sus parejas de aventura. El 56% de los hombres afirma gastar la misma cantidad en sus esposas.


La discreción es la llave para el éxito de una aventura, por lo tanto, hacer cosas que desvíen a su cónyuge, por así decirlo, puede ayudar a mantener su asunto sin ser descubierto. Vemos que los hombres gastan la misma cantidad, si no es que más, en sus cónyuges que con sus amantes para que de esa forma se cubran los gastos adicionales” Mencionó Víctor Hermosillo, Director de comunicación de Ashley Madison para el mercado hispano.


Sorpresivamente, casi la mitad de las mujeres encuestadas (48%), mencionaron que no sienten la necesidad de ocultar los gastos de sus aventuras y otro 53% dice que no le presta atención a sus gastos cuando se trata de engañar. Tal vez su cónyuge no les presta mucha atención, lo que lleva a las mujeres a tomar acciones por sus propias manos y elegir el camino de la infidelidad con tal tranquilidad, que no se preocupan por que las atrapen.

La falta de atención es la clave. «Cuando estás con tu cónyuge, es vital asegurarte de que estás pensando en sus necesidades y en las tuyas. Cualquier hombre que esté preocupado por esto debería comenzar a observar su propio comportamiento en el dormitorio y asegurarse de que él tiene el sartén por el mango, porque si no lo haces, habrá alguien por ahí que está más que dispuesto a hacerlo” menciona Alicia Walker, profesora asociada de Sociología en la Universidad Estatal de Missouri, Estados Unidos y autora de “La vida secreta de la mujer engañosa”.


De acuerdo con la encuesta 69% de los gastos para ser infiel, se basan en citas, por ejemplo: idas a restaurantes, cine o habitaciones de hotel. Más de la mitad de los hombres afirman que otros gastos corresponden a sus membresías en servicios de citas, seguido por regalos a sus amantes como: joyería, flores o lencería. En el caso de las mujeres, gastan su dinero en transportación hacia o desde sus lugares de encuentro con sus parejas extra-maritales. En ambos casos, si sus esposos o esposas llegan a percatarse de esos gastos, el pretexto que usan es que son gastos del trabajo (54%) o compras compulsivas (27%).


Al final del día, cada aventura es única, y puede remplazar cosas que el dinero no puede comprar, como la necesidad de una conexión emocional o el sentimiento olvidado de satisfacción física. Ésta puede ser la razón del por qué 84% de los encuestados, creen que lo que gastan en sus aventuras, vale completamente la pena y no se preocupan por eso.

*Encuesta realizada a 2,247 miembros de Ashley Madison entre el 18 de abril – 2 de mayo de 2019.