Los precios de la vivienda en la zona metropolitana de Puebla-Tlaxcala aumentaron 8.7 por ciento en el segundo trimestre de este año, fenómeno que estuvo guiado por el aumento de precio de los departamentos y casas en condominio.

De acuerdo con el Índice Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) de Precios de la Vivienda de casas solas, en condominio y departamentos con crédito hipotecario, el costo de una vivienda básica en Puebla es de 1.1 millones de pesos; mientras que el precio medio a nivel nacional es de un millón 70 mil pesos.

En la angelópolis, el precio de la vivienda registra una tendencia al alza. En el primer trimestre de 2015, el precio de la vivienda era de 822 mil pesos; para el primer trimestre de 2016, era de 905 mil pesos; en el primer trimestre de 2017, 970 mil pesos; en el primer trimestre de 2018, un millón cinco mil pesos; en el primer trimestre de este año, un millón 140 mil pesos; y en el segundo trimestre de este año, llegó a un millón 170 mil pesos.

A nivel nacional, el precio de la vivienda con crédito hipotecario aumentó 9.2 por ciento en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2018.

La Zona Metropolitana donde la vivienda registró el mayor aumento fue Guadalajara con un incremento de 11.3 por ciento; mientras que, en la Zona Metropolitana del Valle de México, se presentó un aumento de 10.3 por ciento; en la de Monterrey, 9.5 por ciento; y en la ZM de Toluca 7.5 por ciento.

El Índice SHF mostró resultados diferenciados por entidad federativa, de tal manera que 10 tuvieron variaciones mayores al promedio nacional mientras que 22 registraron variaciones menores.

El precio de la vivienda varía según las características de la vivienda: tamaño, calidad y ubicación que puede ser rural, urbana, en el centro o periferia de las ciudades; así como a factores y circunstancias socioeconómicas: demografía, crecimiento económico, desempleo, precio del suelo, existencia o no de burbuja inmobiliaria, interés bancario, impuestos, desgravaciones y capacidad de endeudamiento personal y familiar, entre otras.

De la misma forma, el precio de la vivienda condiciona la vida económica de los ciudadanos y familias que, en el caso de la compra de vivienda, habitualmente deben suscribir créditos hipotecarios de larga duración con entidades bancarias para poder acometer la compra.