Pirámides de Guiza, una de las 7 maravillas del mundo


Este es uno de los lugares emblemáticos del mundo y forman parte de las 7 maravillas del mundo antiguo, las pirámides de Guiza, son el único de los monumentos que han llegado hasta nuestros días. La Necrópolis de Guiza se encuentra en la meseta de Guiza, al oeste de la población homónima, a unos 20 kilómetros de El Cairo, Egipto. Comenzó su uso durante la segunda dinastía, encontrándose cerámica fechada en el reinado de Nynecher. En ella están las famosas pirámides construidas por los faraones de la cuarta dinastía Keops, Kefrén y Micerino.

La necrópolis de Guiza es la mayor del Antiguo Egipto, con enterramientos datados desde las primeras dinastías, su esplendor lo alcanzó durante la cuarta dinastía, cuando se erigieron la pirámide de Jufu (Keops), también conocida como la Gran Pirámide, la pirámide de Jafra (Kefrén) y la relativamente pequeña pirámide de Menkaura (Micerino), junto con otras subsidiarias menores, templos funerarios, Templos del Valle, embarcaderos, calzadas procesionales y se excavaron fosas conteniendo barcas solares ceremoniales; también se esculpió la Gran Esfinge de Guiza. Ocupa 160 kilómetros cuadrados a ambos lados de un uadi es un vocablo de origen árabe usado para denominar las ramblas.

En la simplicidad geométrica son de una enorme belleza, además sus increíbles dimensiones han provocado que no se sepa cómo se construyeron hace 4,500 años. Cuando hablamos de las pirámides se nos viene a la imagen las tres pirámides, pero la más alta es la del faraón Keops, que tiene unos 146 metros de altura, además de 2 millones de piedras que pesan unas 2 toneladas y el propio Keops quedó admirado de esta y se tardó 20 años en construirse.

También el sucesor de Keops, Kefrén hizo que le construyeran una pirámide, la que no alcanzó la altura de la anterior; solo su adorno externo se ha conservado más. La tercera y más famosa es la del faraón Mikerinos, hijo y nieto de los anteriores, quien fue menos ambicioso para plantear su tumba ya que solo alcanzó los 70 metros de altura.

La Gran Esfinge, es un ser con cuerpo de león y cabeza de humano, es una grandiosa escultura de 20 metros de alto y 57 metros de largo, se supone que pertenecía al complejo funerario de Jafra a quien representaría. En 1959 el conjunto de Menfis con sus necrópolis y campos de pirámides Guiza, Abusir, Saggara y Dahshur fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO con el nombre de Menfis y su necrópolis- Zonas de las pirámides desde Guiza hasta Dahsur.

¡Si puedes visitar este maravilloso lugar será una experiencia inolvidable¡

Por Alejandra Delgadillo Morán