Epilepsia y embarazo: Lo que necesitas saber


La epilepsia durante el embarazo puede plantear algunas preocupaciones únicas. Sin embargo, la mayoría de las mujeres que tienen epilepsia dan a luz a niños saludables. Expertos de Mayo Clinic responden a varias preguntas para darte todo lo que necesitas saber si tienes epilepsia y estás considerando embarazarte.

¿La epilepsia hace que sea más difícil concebir?

Algunos medicamentos utilizados para tratar las convulsiones pueden contribuir a la infertilidad. Sin embargo, algunos medicamentos antiepilépticos también pueden reducir la efectividad de los métodos anticonceptivos hormonales.

¿Cómo es que la epilepsia afecta el embarazo?

Las convulsiones durante el embarazo pueden ocasionar:

·         Desaceleración de la frecuencia cardiaca fetal

·         Lesiones fetales, separación prematura de la placenta del útero (desprendimiento de la placenta) o aborto espontáneo debido al trauma experimentado durante una convulsión

·         Trabajo de parto prematuro

·         Nacimiento prematuro

¿La epilepsia cambia durante el embarazo?

Cada mujer reacciona al embarazo de forma diferente. En la mayoría de las mujeres embarazadas con epilepsia, las convulsiones permanecen igual. Para unas pocas, las convulsiones se vuelven menos frecuentes. En otras, particularmente en las que no concilian el sueño o que no toman el medicamento como se les prescribió, el embarazo aumenta el número de convulsiones.

¿Qué ocurre con el medicamento?

Cualquier medicamento que tomes durante el embarazo puede afectar a tu bebé. Los defectos de nacimiento — incluyendo fisura del paladar (paladar hendido), defectos del tubo neural, anomalías esqueléticas, y defectos cardiacos congénitos y del tracto urinario — son la principal preocupación relacionada con medicamentos antiepilépticos.

En los bebés cuyas madres tomaron medicamento antiepiléptico, el riesgo de defectos de nacimiento significativos es de 4 a 6 por ciento — en comparación con 2 a 3 por ciento para todos los bebés. El riesgo parece ser mayor cuando se toma más de un medicamento antiepiléptico y cuando se utiliza una forma de medicamento antiepiléptico con valproato (Depacon, Depakote, Depakote ER, entre otros).

Algunas mujeres pueden reducir su medicamento de forma segura antes del embarazo. Sin embargo, para la mayoría, es mejor continuar su tratamiento durante el embarazo. Para minimizar los riesgos para ti y para tu bebé, tu profesional de la salud te prescribirá el medicamento más seguro y la dosis efectiva para tu tipo de convulsiones.

¿Qué representa mi epilepsia para mi bebé?

Más allá de los efectos de los medicamentos, los bebés de madres con epilepsia también tienen un riesgo ligeramente mayor de desarrollar convulsiones a medida que crecen.

¿Cómo debo prepararme para el embarazo?

Antes de que intentes concebir, solicita una consulta con el profesional de la salud que estará atendiendo tu embarazo. También acude con otros miembros de tu equipo de atención médica, como tu médico familiar o neurólogo. Ellos evaluarán qué tan bien estás manejando tu epilepsia y considerarán cualquier cambio necesario en tu tratamiento antes de que inicie el embarazo.

Toma tu medicamento antiepiléptico exactamente como te lo prescribieron. No ajustes ni suspendas la dosis de tu medicamento por tu cuenta. Recuerda, es probable que las convulsiones descontroladas signifiquen un riesgo mayor para tu bebé que cualquier medicamento.

También es importante tomar decisiones de un estilo de vida saludable. Por ejemplo:

·         Llevar una dieta saludable

·         Tomar vitaminas prenatales

·         Dormir lo suficiente

·         Evitar fumar y consumir alcohol o drogas ilegales

¿Necesito más ácido fólico que otras mujeres embarazadas?

El ácido fólico ayuda a prevenir defectos del tubo neural, así como graves anomalías cerebrales y en la médula espinal. Debido a que algunos medicamentos antiepilépticos afectan la forma en que el cuerpo utiliza el ácido fólico, es probable que tu profesional de la salud te recomiende un suplemento con una alta dosis de ácido fólico &mdash de forma ideal, al menos tres meses antes de la concepción.

¿Qué puedo esperar durante las visitas prenatales?

Durante el embarazo, verás a tu profesional de la salud de manera frecuente. Revisará tu peso y presión arterial en cada visita y probablemente necesitarás pruebas de sangre frecuentes para monitorear tus niveles de medicación. Si estás tomando medicamentos antiepilépticos, tu profesional de la salud puede recomendarte suplementos orales con vitamina K durante el último mes de embarazo para ayudar a prevenir problemas de hemorragias en el bebé después del nacimiento.

¿Qué ocurre si tengo una convulsión durante mi embarazo?

Las convulsiones pueden ser peligrosas, pero muchas madres que las presentan durante el embarazo tienen bebés saludables. Informa de inmediato sobre tus convulsiones a tu profesional de la salud. Probablemente ajuste tu medicamento para prevenir otras convulsiones. Si tienes una convulsión en los últimos meses de embarazo, tu profesional de la salud podría vigilar a tu bebé en el hospital o en la clínica.

¿Cómo puedo asegurarme de que mi bebé está bien?

Tu profesional de la salud supervisará de cerca la salud de tu bebé a lo largo del embarazo. Los ultrasonidos frecuentes pueden utilizarse para vigilar el crecimiento y desarrollo de tu bebé. Es probable que tu profesional de la salud te recomiende realizar otras pruebas prenatales, dependiendo de las circunstancias. Lo que descubras podría ayudarte a entender las probabilidades y a tomar importantes decisiones sobre tu embarazo.

¿Qué pasa con el trabajo de parto?

La mayoría de las mujeres embarazadas con epilepsia dan a luz a sus bebés sin complicaciones. Las mujeres con epilepsia pueden utilizar los mismos métodos de alivio del dolor durante el parto y dar a luz igual que otras mujeres embarazadas.

Las convulsiones no ocurren comúnmente durante el parto. Si tienes una convulsión durante el parto, se puede detener con medicamento intravenoso. Si la convulsión es prolongada, tu profesional de la salud puede realizarte una cesárea. Si tienes convulsiones frecuentes durante tu tercer trimestre, es posible que tu profesional de salud te recomiende una cesárea electiva para evitar el riesgo de convulsiones durante el parto.

Si se altera la dosis de tu medicamento antiepiléptico por tu embarazo, platica con tu profesional de la salud sobre regresar a tus niveles previos al embarazo poco tiempo después del parto para seguir manteniendo tus convulsiones bajo control y tu medicamento en niveles seguros.

¿Seré capaz de amamantar a mi bebé?

La lactancia es recomendable para la mayoría de mujeres con epilepsia, incluso para aquellas que toman medicamentos antiepilépticos. Con ayuda de tu profesional de la salud, analiza cualquier ajuste que necesitarás hacer con anticipación. Algunas veces se recomienda cambiar de medicamentos.