Septiembre nos trae consigo el inicio de la temporada de fiestas y celebraciones, comenzando por supuesto con el día de la independencia. Probablemente tengas asueto en tu trabajo y/o escuela lo que siempre nos da el pretexto perfecto para armar una fiesta, asistir al grito en la plaza o celebrar de alguna forma u otra, comer comida mexicana y por último pero no menos importante: vestir de acorde al día.

De pequeños en la escuela era obligación el típico disfraz del 15 de septiembre: vestidito de manta, trenzitas y chanclitas de piel, pero ya que crecemos son pocas las personas que siguen con el espíritu tan profundo y deciden seguir con la tradición del disfraz, si eres uno de ellos, ¡felicidades! no dejes que nadie mate tu intención de celebrar, pero en cambio, si quieres conmemorar la fecha sin verte como una adelita, lee los siguientes consejos:

Primeramente, elige un solo color de la bandera, nunca combines los tres en un solo atuendo.

Ya que elijas el color que quieres utilizar, solo aplícalo en una prenda de todo el atuendo, es decir, una blusa roja no blusa, falda y zapatos rojos.

Encuentra un balance entre las piezas mexicanas y las casuales. Si cuentas con alguna prenda mexicana como un blusón, una falda bordada o quizás accesorios típicos, combína dicha prenda con otras más casuales, de esta forma no parecerá disfraz.

Puedes utilizar un blusón de manta con unos jeans rotos y unas plataformas sencillas, o si tienes un collar mexicano combínalo con una blusa lisa, ya le estarás dando el toque folclórico.

Lo mejor para combinar con los colores mexicanos son las texturas de piel, como sandalias o bolso.

También puedes vestirte como un día normal y agregar accesorios mexicanos o en colores patrios, como unas zapatillas rojas, un labial en este mismo tono o un prendedor con la banderita mexicana, en este caso ¡menos es más!

Fuente: Fashion Blog México