El cáncer es una enfermedad común en México y el mundo. Por ello, no sorprende que muchas familias tengan a más de un miembro que lo hayan padecido. Sin embargo, en algunos casos, los tumores son causados por un gen anormal que se transmite de generación en generación y se conoce como cáncer hereditario.

De acuerdo con el Colegio Mexicano para la Investigación del Cáncer (CMIC), el cáncer hereditario significa que una persona nace con una mutación o cambio genético, que hace que la persona tenga un mayor riesgo a padecer cáncer. Esta mutación genética puede provenir del padre, la madre o ambos.

El Dr. Luis Alonso Herrera, director general del Instituto Nacional de Medicina Genómica, destacó que este tipo de cáncer es más común en órganos como la mama, los ovarios, el endometrio, el colon y el tubo digestivo.

Aproximadamente el 10% de los casos de cáncer son hereditarios. Esto puede sonar como un porcentaje pequeño, pero afecta a aproximadamente 20,000 personas cada año en nuestro país.