El Consejo Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) aprobó el Informe del Primer Semestre de 2019 que presentó el Tesorero General, Óscar Gilbón Rosete, entorno a la aplicación de recursos.

Durante la sesión del máximo órgano de gobierno que se realiza en el Salón Barroco del Edificio Carolino, los consejeros universitarios aprobaron el dictamen presentado por las comisiones estatutarias de Presupuesto, Supervisión Administrativa, Planeación, Patrimonio, Obras y Crecimiento Físico en torno a las finanzas de la institución.

En la reunión, las autoridades de la institución descartaron el empleo de una línea de crédito de 200 millones de pesos que se pretendía ocupar para el desarrollo de Puebla, luego de que este año, la institución recibió una bolsa de recursos por 300 millones de pesos del gobierno del estado en la primera mitad de este año.

Óscar Gilbón Rosete, tesorero de la máxima casa de estudios, resaltó que la máxima casa de estudios está aplicando políticas de uso eficiente de recursos con el objetivo de evitar problemas financieros y ya no se solicitará una línea de crédito.

“Las obras, por fortuna, por instrucción del rector, se aplicaron medidas de contención de gasto y otra parte del ahorro institucional. Entonces, el crédito ya no se solicitó”, comentó.

Señaló que, a la par, la institución aplica políticas para evitar que las jubilaciones y pensiones pongan en riesgo las finanzas de la BUAP, por lo que, en los últimos años, se han realizado diferentes estrategias.

Agregó que por recomendación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), las universidades públicas no pueden hacer nuevas contrataciones de personal, situación que cumple la BUAP.