Solo en uno de los casos se logró la captura del presunto responsable

En tan solo 24 horas, cuatro negocios de la capital poblana fueron blanco de la delincuencia. Se trata de un BanCoppel, una gasolinera, una tienda de empeño y una sucursal Elektra del Centro Histórico; solo en uno de los casos se logró la captura del presunto responsable, el cual incluso podría estar vinculado a múltiples atracos en la ciudad.

En el primero de los casos ocurrió la tarde-noche del miércoles, cuando decenas de uniformados de diversas corporaciones policiales montaron un intenso operativo de búsqueda en la zona de la unidad habitacional La Margarita, ya que dos sujetos armados asaltaron el banco de la tienda Coppel.

Lo anterior, aproximadamente a las 18:30 horas, sobre la avenida Fidel Velázquez a la altura del Monumento al Trabajo.

Hasta ahí llegaron dos sujetos armados, quienes tras ingresar a la tienda Coppel, se dirigieron a la zona del banco donde sometieron a una de las trabajadoras para luego apoderarse del dinero de dos cajas y huir.

Ante lo ocurrido, una empleada resultó con crisis nerviosa por lo que fue atendida por paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), quienes indicaron que no era necesario llevarla a un hospital. Por su parte los agentes policiacos cerraron las calles para buscar a los ladrones, sin embargo, no lograron su captura.

CINCO MIL PESOS Y CELULARES, BOTÍN EN GASOLINERA

Horas más tarde, tras el robo a BanCoopel, un par de ladrones empistolados y a bordo de una motocicleta, hicieron de las suyas en la gasolinera British Petroleum de la junta auxiliar La Libertad, donde se apoderaron de dinero en efectivo y teléfonos celulares.

De acuerdo con la información recabada en el sitio, Bulevar Esteban de Antuñano y avenida Gloria, los hechos ocurrieron la noche del miércoles cuando dos hombres con pistola en mano, llegaron y sometieron a tres despachadores.

Una vez que inmovilizaron a sus víctimas, los delincuentes les quitaron 5 mil pesos en efectivo correspondiente a la cuenta del día, así como teléfonos celulares para después huir a bordo de la misma motocicleta en la que llegaron.

A pesar de lo ocurrido, debido a lo engorroso de los trámites, las víctimas decidieron no dar aviso a las autoridades policiacas.

Empleados del sitio, aseguraron que, aunque es la primera vez que los asaltan, temen que los ladrones vuelvan a hacer de las suyas.

CAE MULTIASALTANTE TRAS ROBO A PRENDAMEX

En un tercer caso ocurrido la tarde del jueves, un multiasaltante fue detenido por policías municipales de Puebla, luego de que este, entrara a delinquir a una casa de empeño de la unidad habitacional Amalucan.

Fue poco después del mediodía cuando vía 911, se alertó sobre un robo a Prendamex en avenida Xonacatepec entre Manuel Rivera Anaya y la calle Chopo.

Tras la llamada de auxilio, al lugar acudieron policías municipales, quienes lograron ubicar y detener a un probable responsable, al cual incluso le aseguraron un taxi.

De acuerdo con información oficial, se trata de Federico N, de 31 años de edad, al cual no solo se le aseguró una unidad de alquiler, sino que también un martillo con el cual, se presume, rompió vitrinas de la casa de empeño para poder sustraer diversos objetos.

Finalmente, según lo dado a conocer por la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla (SSPTM), este sujeto participó en el asalto a una óptica de la colonia Bosques de Amalucan, el pasado 22 de julio. En aquella ocasión, junto con dos cómplices ya detenidos, hurtó alrededor de 100 armazones y artículos de limpieza que fueron recuperados; ya se investiga si se encuentra relacionado a más atracos en la zona.

PÁNICO EN EL PLENO CENTRO HISTÓRICO

Por último, este jueves por la tarde-noche, en pleno Centro Histórico de la ciudad de Puebla, cuatro sujetos asaltaron una tienda Elektra; tras romper dos vitrinas, se apoderaron de varios equipos celulares para después huir a bordo de un automóvil tipo Jetta. Dos clientes resultaron con algunas cortaduras mientras que cinco más, presentaron crisis nerviosa.

Todo lo anterior, se registró cerca de las 18:30 horas, sobre la calle 5 de mayo entre las avenidas 8 y 10 Poniente.

A decir de los agraviados, los responsables del robo fueron cuatro sujetos desconocidos que sin más, entraron a la tienda para romper dos exhibidores y así, apoderarse de diversa telefonía.

Concretado el hurto, los maleantes huyeron a bordo de un automóvil tipo Jetta color rojo.

El hecho causó pánico entre clientes y trabajadores ya que algunos cristales saltaron sobre dos compradores, mismos que resultaron con algunas cortaduras; cinco clientes más, presentaron crisis nerviosa por lo que todos fueron atendidos por técnicos en urgencias médicas que acudieron a la zona.

Policías municipales arribaron al sitio ya que algunas personas aseguraron haber escuchado detonaciones de arma de fuego.

Fuente: Paulina Gómez El Sol de Puebla