La actriz tuvo una participación especial en el programa ‘Mira Quién Baila All Stars’, al que acudió para apoyar a su hija, Sofía Castro, una de las finalistas.

Después de un año en el que estuvo en el foco público debido a su divorcio con el expresidente de México, Enrique Peña Nieto , y su sonado accidente casero, Angélica Rivera reapareció en televisión.

Como ya se había dado a conocer hace algunos días, la protagonista de Destilando amor acudió a uno de los ensayos del programa Mira Quién Baila All Stars, en el que su hija, Sofía Castro , es una de las finalistas.

Hace unas semanas, la propia Sofía reveló la visita de su mamá en el foro al publicar en Instagram una fotografía junto a ella y junto a su papá, el productor José Alberto “El Güero” Castro.

“Les cuento que el sábado al ensayo general me acompañaron ellos, mi más grande motor, mi fuerza y a los que prácticamente les debo todo lo que soy. ¡Gracias mamá y papá por ser mis incondicionales, por ser los mejores papás del mundo y por jamás soltarnos a mis hermanas y a mi! Gracias, siempre LOS AMO INFINITO”, escribió la joven actriz.

Poco después circuló en Instagram un clip donde se podía ver un fragmento de la emotiva aparición de Rivera en el ensayo. Sofía lloró con las palabras que le dijo su mamá, quien tenía la voz entrecortada.

«Gracias por esa fuerza que has tenido para ser mi pilar en muchas cosas que he necesitado de ti. Hemos vivido momentos muy bonitos, momentos no tanto como los vive cualquier familia», le dice Angélica Rivera en un primer momento. «Has aguantado muchas cosas, pero nunca te des por vencida. Siéntete muy orgullosa por llevar el Castro y el Rivera», le aconsejó Angélica a Sofía.

Finalmente el domingo, en la semifinal del programa, se mostró el video de la participación de Rivera, lo que significó su reaparición en la pantalla chica tras varios meses en los que prefirió mantener un perfil más bajo.

“Vengo de mamá y hoy quiero que la gente sepa que vengo de mamá, que vengo a apoyar a mi hija, que vengo a darle consejos, que vengo a darle mucha fuerza y sobre todo agradecerte Sofi, quiero agradecerte públicamente que has sido un pilar muy fuerte cuando más te he necesitado, ahí has estado. Hemos vivido momentos muy bonitos, momentos no tanto, como lo vive cualquier familia”, comentó la actriz. «Nunca te des por vencida y, sí, estoy orgullosa de ser la mamá de Sofía Castro», agregó.

Angélica Rivera se casó en 2010 con el político Enrique Peña Nieto, quien en diciembre de 2012 se convirtió en presidente de México. La pareja habitó la residencia oficial de Los Pinos en compañía de sus respectivos hijos. Sofía reveló en enero de este año que esa época no fue fácil para ella.

“Yo la pasé muy mal por las críticas. Yo estaba estudiando, yo iba en tercero de secundaria, ¿qué puede hacer una niña a los 14 años? Yo no escogí para nada ser parte de la familia presidencial, ojo, no estoy diciendo ‘¿Ay, por qué?’, para nada”, relató en una entrevista que se transmitió en Mira quién baila All Stars.

Los comentarios negativos que recibió incluso la hicieron dudar de su decisión de convertirse en actriz: “Para mí fue muy fuerte porque me criticaban bien feo, me decían cosas muy feas, muchas veces quise tirar la toalla. Muchas veces decía: ‘Ya no quiero, mejor soy abogada y ya, pero mi pasión es ésta y no me podía dejar tumbar por nada ni por nadie”, señaló.

Durante su relación con Peña Nieto, Angélica Rivera se alejó de la televisión. Una vez que terminó el mandato presidencial de su entonces esposo, en diciembre de 2018, comenzaron a circular versiones de un regreso de la actriz a la televisión. Angélica anunció su decisión de divorciarse del político y quedaron legalmente separados en mayo de 2019.

En julio se registró un intento de robo en la casa de Rivera y además la actriz sufrió un accidente casero por el que debió ser intervenida. Además, enfrentó una pérdida familiar, la muerte de su abuelo y en medio de aquellas dificultades llegó a los 50 años rodeada por sus hijas.

Quién.