En el “Día Mundial de la Salud Mental”, en Puebla debido a la agitación laboral y económica que se vive, los habitantes sobre todo de la zona urbana enfrentan problemas, por lo que cada vez más gente padece depresión o ansiedad, dijo la doctora María Eugenia Torres Castillo, del Departamento de Psiquiatría del IMSS.

Otros males siquiátricos de gravedad y hasta incapacitantes como pueden ser la esquizofrenía, trastorno compulsivo bipolar, farmacodependencias y alteraciones que por cierto van en aumento como es la violencia social, otro, es el trastorno de personalidad, psiopáticos (conducta antisocial).

Los trastornos mentales y conductuales se consideran afecciones de importancia clínica, caracterizadas por alteraciones de los procesos de pensamiento, de la afectividad o del comportamiento asociadas a angustia personal, a alteraciones del funcionamiento.

La doctora Torres Castillo señala que como trastornos, las anomalías deben ser duraderas o recurrentes, y deben causar cierta angustia personal o alteraciones del funcionamiento en una o más facetas de la vida.

Los trastornos mentales y conductuales se caracterizan también por síntomas y signos específicos, y suelen seguir una evolución espontánea más o menos previsible, salvo si se llevan a cabo intervenciones terapéuticas.

La salud mental abarca una amplia gama de actividades, por eso en el IMSS la define como: un estado de bienestar, en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones de la vida cotidiana, y puede trabajar de forma productiva.

Por eso en el IMSS Puebla, abre consultorios para atender la salud mental, no solo de menores de edad, sino de todos los derechohabientes que lo requieran.