Ante la crisis, Clara Alvarado decidió quitarse la máscara de Dalí en la famosa serie y retomar su profesión de enfermera.

Ante la crisis sanitaria por esta pandemia que azota al mundo y sobre todo a España, cualquier refuerzo de personal médico parece poco. Eso lo sabe muy bien la actriz Clara Alvarado, quien decidió quitarse la máscara de Dalí, así como el overol rojo de La Casa de Papel para enfundarse el traje de enfermera y poder ayudar a los contagiados.

En la exitosa serie de NetflixClara interpreta a Ariadna, una de las rehenes, pero antes de dedicarse a la actuación, la joven estudió la profesión de enfermería, por lo que en medio de esta crisis de salud mundial no lo pensó dos veces y se ofreció para ser voluntaria.

A través de su cuenta de Instagram, Clara compartió las marcas de su rostro después de horas de trabajar en el hospital ayudando a enfermos de coronavirus.

Clara, de 29 años, compartió con la agencia Europa Press que todo lo que pasa en nuestros días es un “golpe de realidad”. Lamentablemente, no es ficción, sino una triste realidad que ha decidido enfrentar con valentía.

“Es muy diferente a cualquier cosa que haya vivido y , desde luego, no es ninguna película, no me tengo que imaginar nada”, expresó la actriz.

“Voy a pasar los próximos días de cuarentena trabajando como enfermera. Siempre dije que tenía la carrera de enfermería como plan B pero desde hace dos días, se ha convertido en mi plan A”, explicó.

Con información de Quién.